Cuerpo sin vida hallado en la Barrosa esta mañana. - LA VOZ
SUCESOS

El mar arrastra hasta Chiclana dos nuevos cadáveres de la patera de los Caños

La tragedia del naufragio sigue arrojando cuerpos sin vida a la orilla. El último se ha encontrado esta mañana en la playa de la Barrosa y otro más pasado el mediodía en la Torre del Puerco

Actualizado:

«¿Cuántos quedan por Dios?», es lo que se responde al informar de cada uno de los trágicos hallazgos de ya más de dos decenas de cadáveres que el mar ha arrojado desde que hace dos semanas naufragara la patera de los Caños de Meca. Y las peores previsiones se están cumpliendo. El goteo de cuerpos de jóvenes sin vida está siendo incesante. Horrible. Devastador. Sin final.

Los dos últimos han aparecido este lunes. El primero de ellos esta misma mañana y a diferencia del resto, el cadáver ha sido encontrado ya más alejado de la zona donde se produjo este impacto fatal. El número 22 ha sido expulsado por el mar en la playa de la Barrosa en Chiclana donde ha sido recogido nuevamente por la Guardia Civil en la zona donde se ubica el chiringuito Mojama Beach. El siguiente en aparecer, ha sido en la Torre del Puerco, también en Chiclana. El temporal puede que esté arrastrando los cuerpos hacia esa zona.

El recuento más trágico

La cifra por tanto de fallecidos sigue aumentando. Según testificaron los supervivientes en la patera naufragada iban entre 43 y 45 ocupantes pero ya este número empieza a quedarse limitado. Los interceptados por la Guardia Civil fueron 22, pero no se puede asegurar que viajaran más, los que lograron escapar y eludir las fuerzas policiales para no ser devueltos a su país, y los que quizá no pudieron salir del agua desorientados en una madrugada de fuerte marejada.

El mar seguirá por tanto dando las respuestas. Los forenses trabajan para identificar a cada una de estas víctimas, ya que no portaban documentación y los cuerpos cada vez se encuentran en peor estado debido al paso de los días y la erosión del agua salina.

Por su parte, el alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha decretado este lunes como día de luto por los cuerpos aparecidos tras el naufragio. «La situación es muy triste y desde el Ayuntamiento y el pueblo sólo se puede lamentar la pérdida de 22 vidas humanas que han quedado en aguas del Estrecho».