PROVINCIA

La Junta detecta 75 infracciones en 62 inspecciones contra talleres mecánicos ilegales en la provincia

Se persigue a los particulares que realizan esta actividad sin autorización, lo que supone competencia desleal y un fraude para el usuario

Actualizado:

La Unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha inspeccionado en los dos últimos meses un total de 62 talleres en la provincia de Cádiz en el marco de la campaña contra establecimientos ilegales. Como consecuencia de estas actuaciones, los agentes han detectado infracciones e irregularidades graves en 34 de estos establecimientos, con un total de 75 infracciones.

Las inspecciones se han realizado en las localidades de Jerez, Rota, Sanlúcar de Barrameda, Espera, El Puerto de Santa María y Alcalá de los Gazules. En lo que respecta a la comarca del Campo de Gibraltar, donde se han realizado 37 visitas de control, éstas se han localizado en Algeciras, La Línea, San Roque, Los Barrios y Tarifa.

En el marco de esta exhaustiva campaña de inspección para la detección de talleres clandestinos en la provincia de Cádiz, las infracciones más frecuentes detectadas por la Policía andaluza, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, han sido la carencia de la documentación necesaria o registro en la Delegación de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Cádiz para el ejercicio de la actividad; así como la ausencia del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil o de la preceptiva Licencia de Apertura del establecimiento.

Aparte de estas infracciones de carácter administrativo también se han detectado otras como la ausencia en muchas de las instalaciones de las medidas adecuadas de prevención y extinción de incendios, a pesar de tratarse de instalaciones de carácter industrial, con el consiguiente riesgo para los empleados, usuarios y vehículos en reparación.

También se ha constatado la ausencia de medidas adecuadas de gestión, tratamiento o eliminación de los residuos que genera la actividad (aceites usados, baterías, neumáticos y otro tipo de residuos contaminantes y peligrosos), que se desechan por cauces ilegales con el consiguiente riesgo medioambiental.

La Policía adscrita también ha informado de infracciones en materia de consumo, entre ellas la ausencia de Libros de Reclamaciones o la publicación de las tarifas de precios.

Además, muchas de las instalaciones revisadas por los agentes eran naves industriales de considerables dimensiones y con un gran volumen de trabajo que operaban con apariencia de legalidad, aunque sin los requisitos mínimos exigidos.

Campaña de inspección

Las inspecciones realizadas en los talleres por la Policía de la Junta tienen la finalidad de hacer aflorar la actividad ilegal de muchos particulares que realizan labores de reparación o mantenimiento de vehículos sin contar con las debidas autorizaciones y permisos.

Esta actividad puede suponer no solo un fraude al usuario de esos servicios, sino una competencia desleal e intrusismo al sector de talleres, lo que ha sido denunciado de forma reiterada por los diversos colectivos en los que se agrupan en la provincia.

Esta campaña de inspección se ha coordinado con las diversas delegaciones territoriales de la Junta de Andalucía en Cádiz con competencia en la materia, especialmente con la de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y también con la de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

La Junta ha recordado que las inspecciones llevadas a cabo en 2014 sirvieron para hacer aflorar 20 instalaciones ilegales en la provincia que fueron denunciadas, muchas de las cuales regularizaron su situación, se integraron en el sector y solicitaron las debidas autorizaciones, además de realizar en las instalaciones las obras y modificaciones oportunas.

En el marco de las nueva campaña, los agentes han comprobado que esos establecimientos se mantienen dentro de la legalidad, al tiempo que han inspeccionado las nuevas instalaciones que surgen continuamente y que no cumplen con la normativa.

La Policía adscrita a la Junta continuará su labor con la comprobación de la adecuación a los requisitos legales de los locales ya localizados, al tiempo que extenderá su tarea a la localización de nuevas instalaciones que incumplen la normativa.