La ministra Robles durante su intervención ayer en el Congreso
La ministra Robles durante su intervención ayer en el Congreso
INDUSTRIA

Duros reproches entre PP y Robles en el Congreso por la crisis de las corbetas

La ministra de Defensa defendió su gestión y dijo no sentirse desautorizada, mientras que los populares pusieron en duda su capacidad de inteligencia

MADRID / CÁDIZActualizado:

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido este miércoles en el Congreso para dar explicaciones sobre la venta de armas a Arabia Saudí y las consecuencias que ha tenido para las relaciones con España su intención de frenar algunos acuerdos ya suscritos con nuestro país sobre este tema. La venta de 400 bombas de precisión al Gobierno de Riad fue un contrato firmado por el Gobierno anterior y que, sin embargo, Robles anunció a primeros de septiembre su revisión, ya que sospechaba que este contingente de armas sería usado contra Yemen.

El anuncio de la ministra fue el detonante de una crisis, no solo diplomática, sino también comercial. La reacción inmediata de las autoridades saudíes a las palabras de la titular de Defensa fue la paralización del contrato firmado en junio con Navantia para la construcción en el astillero de San Fernando de cinco corbetas por valor de 1.800 millones de euros con capacidad para generar unos 6.000 empleos en la Bahía de Cádiz.

Finalmente, después de dos semanas de tensión y gestión, las aguas han vuelto a su cauce y Defensa no pondrá reparos a la venta de las bombas, lo que ha permitido que Arabia siga adelante con los compromisos adquiridos con España.

Imagen deteriorada

No obstante, esta situación ha laminado la imagen de la ministra que, pese a todo, reconoció ayer en el Congreso no sentirse desautorizada por el presidente del Gobierno en la denominada crisis de las corbetas. No hay que olvidar que la incertidumbre generada por las palabras de la ministra provocaron una oleada de movilizaciones en la Bahía de Cádiz en favor del contrato naval con Arabia. La plantilla de Navantia-San Fernando temía por su futuro laboral si el acuerdo se iba a pique por la gestión de Margarita Robles.

La ministra justificó ayer en todo momento en el Congreso su actuación durante la crisis, lo que sirvió a la bancada del PP para exigir de nuevo su dimisión. El diputado del PP Ricardo Tarno dijo a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que «a lo mejor» habría que «instalarle» el dispositivo de las 400 bombas de precisión «inteligentes» vendidas a Arabia Saudí «para que no siga equivocándose» como cuando anunció que se suspendía su venta.

«Las bombas son muy distintas a usted, porque las bombas parece ser que son inteligentes y a usted le falta inteligencia en esta actuación», espetó Tarno a Robles al formularle una pregunta en la sesión de control del Congreso, provocando protestas en los escaños del grupo parlamentario socialista.

La ministra «no admite lecciones» y insiste en que está solucionando los problemas que dejó el PP en su ministerio

Mientras la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, pedía silencio, el diputado del PP daba su receta a la ministra para que no volviera a «equivocarse» como hizo, según él, cuando desvinculó la entrega de las bombas a Arabia Saudí a la compra a Navantia de cinco corbetas por valor de 1.800 millones euros y garantizando 6.000 empleos en Cádiz.

Margarita Robles no hizo alusión en su respuesta a estas reflexiones del parlamentario popular, quien le exigió la dimisión «por su bien y por el de España», y se limitó a rechazar «lecciones» de su grupo, habida cuenta de la gestión hecha por el anterior Gobierno del PP respecto a los astilleros públicos.

Así, le recordó que ha tenido que viajar a Cartagena (Murcia) para «solucionar» el problema del retraso en el contrato del submarino S-80, que ya le ha costado 1.800 millones de euros a todos los españoles, y que tenía a los trabajadores de Navantia «muy enfadados» porque el PP no había resuelto sus problemas técnicos.

También le explicó cómo las fragatas F-110 están «paralizadas» en Ferrol (A Coruña) «a lo mejor porque hay algún misil de algunos intereses empresariales», apuntó, que han llevado a paralizar el proyecto hasta el punto de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido una solución al Gobierno.

Robles culpa a los populares de la paralización de las F110 y del sobrecoste del S80

«Lecciones ninguna, porque como consecuencia de sus actuaciones estamos teniendo que pagar mucho dinero para suplir sus omisiones y para que puedan tener trabajo Navantia, Ferrol y Cartagena», zanjó la ministra.

Robles también aludió a las «omisiones», los «imprevistos» y las «cláusulas secretas» que se ha encontrado en el Ministerio de Defensa, sin que ella haya criticado públicamente a sus predecesores por entender que la Defensa es una «política de Estado».

Tarno, quien le ha espetado que ella «no debería estar» al frente de este ministerio porque «está poniendo en riesgo al Estado», le ha acusado de haber puesto «en peligro» la venta de las corbetas a Arabia Saudí al querer anular «un contrato absolutamente legal» por motivos «políticos e ideológicos».

Y tras recordarle que tuvo que ser corregida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha reprochado que no tenga ni su confianza, ni la de su grupo parlamentario ni la del PSOE, por lo que le ha invitado a dejar el cargo de ministra.