AGRESIONES EN LA PROVINCIA

Crece la desconfianza entre el personal sanitario tras el incremento de agresiones en Cádiz

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha iniciado esta semana una campaña de información y concienciación en hospitales y centros sanitarios

D. Ávila
CádizActualizado:

El repunte de las agresiones a médicos que se han registrado durante las últimas semanas en los centros de salud y hospitales de la provincia de Cádiz empieza a preocupar a toda la comunidad sanitaria.

Lo que debería de ser una excepcionalidad se está convirtiendo en habitual. Las amenazas y agresiones tanto físicas como verbales son cada vez más habituales durante los últimos años. Una tendencia que incluso se ha visto incrementada este verano.

La tandanza a la hora de ser atendidos, las esperas en consultas y urgencias o el retraso de una cita son las principales situaciones que están provocando este tipo de episodios violentos. El último de estos indicentes ha tenido lugar esta misma semana en Bornos. En esta ocasión ha sido una amenaza verbal.

«En Bornos, al igual que en otros sitios, se da la situación de que faltan médicos, no se cubren algunas interinidades. Ha habido bajas también por motivos de indicentes y amenazas. Por eso se da con mayor facilitad que el usuario se ponga nervioso», explica Juan Benjumeda, portavoz del Sindicato Médico de Cádiz, quien ha denunciado este tipo de actos: «Nada puede justificar las agresiones».

Benjumeda asegura que los usuarios tienen a su disposición un mecanismo para poner las quejas que consideren oportunas: «Hay quienes no lo pueden soportar y en lugar de hacer el procedimiento habitual de reclamaciones y sugerencias, lo hace con amenazas, insultos e incluso algunas veces con agresiones como ha pasado recientemente».

La última de estas agresiones físicas tenía lugar pasado 28 de agosto. Una mujer le propinaba un manotazo en la cara a un facultativo del 061 de Cádiz cuando iba a atenderla, provocándole varias úlceras corneales. Episodios similares de este tipo también han tenido lugar este verano en centros de salud de otros municipios como Chiclana o Conil de la Frontera.

«Las agresiones van en aumento, cada año hay más que el anterior. No sólo en Cádiz, sino en toda España», señala el portavoz. «El deterioro que ha sufrido la sanidad de los últimos años ayuda a que se produzcan episodios de este tipo. Si te llamasen a tu hora o si las esperas fuesen más cortas, seguramente habría menos agresiones, aunque ello no quita que no se produjesen», ha explicado a este medio.

Desde el Sindicato Médico de Cádiz destacan que existe cierta desconfianza entre los profesionales sanitarios: «Si aquí no se les tiene respeto, no se les valora, se les agrede....el que ya haya sufrido una agresión se lo piensa. Hay centros de salud donde ha habido agresiones más de una vez y donde los médicos no van. A veces cuesta trabajo encontrar a gente que quiera ir a hacer una jornada de guardia o incluso contratos de larga duración con interinidades a ciertos lugares».

El incremento de las agresiones durante los últimos años hace que también se haya incrementado el número de profesionales que deciden irse a trabajar al extranjero: «Cada vez es mayor el número de personas que acuden al Colegio Médico a pedir la certificación necesaria para ejercer en otro país».

Campaña de información del SAS

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha puesto en marcha esta semana una campaña de información y concienciación para intentar evitar y reducir este cada vez más creciente número de agresiones al persional sanitario.

Esta campaña informativa está dirigida a los usuarios y sus acompañantes, «porque a veces no agrede el usuario como tal sino la persona que le acompaña». Además del reparto de folletos, se van a colgar cuadros informativos en hospitales, consultas, centros de transfusión de sangre y centros de Atención Primaria donde se avisa que serán denunciados ante los juzgados y se informa de las leyes que recoge el Cógido Penal al respecto, con penas de prisión de 1 a 4 años para delitos de coacciones, amenazas y agresiones.

Desde el Sindicato Médico de Cádiz piden incrementar las medidas de seguridad, aumentar las sanciones por la vía administrativa así como un cambio de centro de salud a la mayor brevedad posible. Además, solicitan que, cuando un paciente sea reincidente en agresiones, conste cuando acuda a pedir cita para poner en guardia a los profesionales que tienen que atenderle.

«Va a haber que establecer un carné por puntos para ir a un centro de salud y cuando los pierdas todos, ya no puedes ir más. Obviamente no se puede porque la salud es un derecho fundamental, pero si habría que tomar más medidas de protección al personal ante personas que ya han agredido anteriormente y son reincidentes», apunta Benjumena.

Otra de las demandas que piden para reforzar el SAS es un incremento de la partida presupuestaria para la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía: «Para el año 2019 es exactamente la misma partida que para el año 2009».

«Antes se producían agresiones de este tipo una cada mez o mes y medio, ahora es prácticamente todas las semanas», ha sentenciado el portavoz del Sindicato de Médicos de Cádiz.