El 'Monte Udala' se encuentra atracado en el muelle exterior del astillero
El 'Monte Udala' se encuentra atracado en el muelle exterior del astillero - ANTONIO VÁZQUEZ
INDUSTRIA

Cita histórica en Puerto Real para entregar el primer petrolero

Navantia celebra este martes el final de la obra del 'Monte Udala' con los ojos puestos en el plan industrial y en nuevos contratos militares

CÁDIZActualizado:

La plana mayor de Navantia y los directivos del grupo vasco Ibaizábal, así como los ejecutivos del armador Ondimar Transportes Marítimos, y la presidenta de SEPI, Pilar Platero, están convocados este martes en el astillero de Puerto Real a la ceremonia de entrega del primero de los cuatro petroleros de la serie Suezmax que se construyen en esta factoría. Se trata de un acontecimiento histórico, ya que la compañía no fabricaba petroleros desde hacía más de veinte años.

Navantia -entonces Astilleros Españoles y luego Izar- abandonó en la década de los noventa la construcción civil de grandes tanqueros de combustible en favor de la obra militar. Esta situación dio lugar a que el vacío que dejó España tanto en desarrollo de ingeniería como en construcción fuera acaparado por la industria asiática. De hecho, Navantia se embarcó en el proyecto de los petroleros para el grupo Ibaizábal gracias a un socio tecnológico que ha aportado las patentes, la tecnología y los bienes de equipo. El astillero coreano de Daewoo es el que pilota la operación y el que ha marcado los costes. Se trata de un precio por unidad muy competitivo que, pese a todo, ha supuesto un auténtico quebradero de cabeza no solo para Navantia sino también para la industria auxiliar, cuya rentabilidad está en entredicho. El bajo coste impuesto por Corea ha llevado a la empresa española a aceptar solo la construcción de cuatro unidades y a rechazar la opción que permitía dos más.

En estos momentos, Navantia se encuentra inmersa en la puesta en marcha de su plan industrial para hacer más competitivos y rentables a los astilleros públicos. Así, la compañía tiene los ojos puestos ahora en los contratos que se esperan firmar con la Armada española en los próximos dos años y en los que se van a concretar en breve con Australia, nueve fragatas, y Arabia, cinco corbetas.

El contrato de obra de los petroleros se firmó en junio de 2015, mientras que el corte de los primeros bloques de chapa se llevó a cabo en abril del año siguiente. El hito más importante de la obra de este primera unidad que se entrega este martes tuvo lugar, precisamente, en octubre de 2017 cuando se puso a flote. El primer petrolero, bautizado con el nombre de 'Monte Udala', abandonó el dique el 10 de octubre para quedar atracado en el muelle del astillero, donde se han rematado los últimos flecos de su construcción.

La cadena de producción de los petroleros no se ha roto en ningún momento. Es decir, mientras que el primero de ellos, el 'Monte Udala', tomaba forma en el dique, los talleres de cabecera de la factoría seguían las instrucciones para cortar el acero de la segunda unidad, el 'Monte Urbasa'. De hecho buena parte de la estructura de este segundo barco ha estado depositada durante meses en los patios del astillero para su posterior ensamblaje en el dique. La estructura de este segundo buque ya ha tomado forma en el dique y es perfectamente visible. La quilla del tercero, el 'Monte Urquiola,' ya se ha colocado.

La obra de los petroleros se encuentra en estos momentos en uno de los picos más altos de producción y de mano de obra, con más de 2.000 personas trabajando en el astillero.