Imagen de un radar fijo en la red de carreteras de la provincia
Imagen de un radar fijo en la red de carreteras de la provincia - LA VOZ
SEGURIDAD VIAL

El aumento de las multas por velocidad aviva el debate sobre las ‘app’ de radares

Más de 84.000 conductores gaditanos fueron cazados en 2018 pisando el acelerador por encima de lo permitido

CÁDIZActualizado:

¿Qué pasaría si un ladrón supiera con todo lujo de detalle la hora de salida de los dueños de una vivienda? Es obvio que disponer de esa información privilegiada le permitiría mayor impunidad para acceder al piso y desvalijarlo. Este debate ha surgido ahora con la irrupción en el mercado de las nuevas tecnologías de 'app' o soportes que alertan al conductor con antelación de la presencia de radares en las carreteras. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto el tema sobre la mesa y baraja, entre otras medidas, la posible prohibición de estos dispositivos.

La Asociación Pro Guardia Civil de Galicia ha sido la primera en dar un paso al frente y denunciar que este tipo de soportes técnicos son una amenaza, ya que el conductor evita cualquier sanción, pese a poner en riesgo la vida de otros.

La velocidad está detrás de estas malas prácticas al volante. La Jefatura Provincial de Tráfico que dirige Piedad Sánchez ha detectado en los cuatro últimos años un importante aumento de las multas por exceso de velocidad en Cádiz, lo que pone en evidencia que los conductores siguen pisando el acelerador pese a la presencia de los radares. De hecho, los 21 radares fijos de la provincia y los 6 móviles cazaron en 2015 a 75.331 infractores frente a los 83.577 de 2016. Suma y sigue. En 2018, los radares gaditanos han sancionado a 84.122 conductores.

Algunas asociaciones consideran estos dispositivos una amenaza

«Alertar de la presencia de las patrullas de la Guardia Civil pone en riesgo no solo la seguridad vial, sino también la seguridad ciudadana», aseguran los agentes de Tráfico en un informe que han emitido a la Administración y en el que instan a que se prohiban todas estas plataformas. «Una patrulla de la Guardia Civil garantiza una seguridad integral y advertir de su presencia nos pone en riesgo a todos. Especialmente en unos momentos en los que estamos en una situación de peligrosidad permanente instamos a eliminar estos dispositivos ladrones de seguridad que hacen campar a sus anchas a los delincuentes», sentencia el informe que ya está en manos de Interior.

Los agentes quieren poner fin al uso de estas tecnologías que , en España, superan los 2 millones de usuarios. El texto habla explícitamente de algunas como Waze, Coyote o SocialDrive y denuncia que están cambiando los hábitos de los conductores que no dudan en realizar todo tipo de maniobras evasivas para esquivar la presencia de los agentes.

La Guardia Civil no es la única institución que ha puesto el grito en el cielo contra estos dispositivos. La plataforma Creando Seguridad, un colectivo integrado por formadores y educadores viales, motoristas, asociaciones y agentes sociales vinculados a la promoción social se han movilizado contra la detección y aviso de controles policiales a través de cualquier medio, ya sea analógico o digital.

Automovilistas Europeos ve difícil la prohibición ya que en 2022 los coches llevarán de serie el limitador inteligente de velocidad

En la actualidad, la Ley de Tráfico permite avisar de la ubicación de los radares. La propia DGT informa en su web de la ubicación. Sin embargo, sanciona los detectores y los inhibidores. «Estos artilugios prohibidos, a día de hoy, han sido sustituidos por 'apps' y redes sociales que hacen negocio con la labor bienintencionada de conductores solidarios que detectan e informan de vehículos y patrullas policiales; modificando, interfiriendo e, incluso, anulando su función», lamentan desde la plataforma contra la detección y aviso de controles. «Son los modernos detectores e inhibidores de radar; alegales, que no legales, dada la ausencia de regulación», censuran los integrantes de Creando Seguridad. Ahora el asunto está en manos del gobierno, que tendrá que sopesar estas denuncias y también la alta popularidad que estas aplicaciones móviles han alcanzado entre los conductores españoles.

No obstante, este debate ha suscitado distintos puntos de vista. Así, el responsable de la Asociación de Automovilistas Europeos, Mario Arnaldo, considera difícil que la Administración pueda ilegalizar las 'app'. En su opinión, es más efectiva la prevención que la sanción. Arnaldo señala además que la nueva normativa de automoción obligará a las marcas de automóviles a producir vehículos a partir de 2022 con limitadores inteligentes de velocidad, «lo que aparca cualquier intento de prohibir nuevas tecnologías relacionadas con información de radares».

La delegación gallega de la Asociación Pro Guardia Civil lleva años reclamando al Ministerio que intervenga para prohibir este tipo de aplicaciones y propone una reforma de tres normativas para acabar con los conductores y 'apps' que avisan de los controles policiales y los radares: la ley de Seguridad Ciudadana, el Código Penal y la ley de Tráfico. En su comunicado, la asociación declara que Waze, Coyote o SocialDrive son «unas aplicaciones que con la excusa de ser un conductor solidario puede ocasionar un grave riesgo para todos o un serio peligro. Una patrulla de la Guardia Civil garantiza una seguridad integral y alertar de su presencia nos pone en riesgo a todos».