CONTENIDO PROMOCIONADO

En auge los créditos online sin papeleo y en minutos

Estos financiamientos representan una solución para acceder al dinero que se necesita con urgencia, no se pierde tiempo en trámites y se pueden gestionar desde la comodidad del hogar

CádizActualizado:

El auge de internet en el mundo ha servido para todo lo que nos podamos imaginar, hasta para obtener préstamos con inmediatez. En los últimos años, ha proliferado el financiamiento rápido incluso si el solicitante forma parte de las listas de morosos. Se trata de créditos que se obtienen en poco tiempo, incluso estamos hablando de minutos, sin todo el trámite y papeleo en los bancos.

Y como reza el dicho “en las crisis unos lloran y otros venden pañuelos”, los créditos rápidos tomaron auge tras años de crisis en los que la banca tradicional le puso un cerrojo a los préstamos. Es así como las agencias de prestamistas online se han multiplicado con los años, incluso se ha señalado que en España tan solo en 2018 se fundaron unas 50. Y esto sigue en ascenso, estas entidades se expanden cada vez más por las condiciones favorables que ofrecen a los clientes.

Los créditos rápidos, también llamados mini créditos, son un producto financiero a través del cual se obtiene dinero de manera inmediata en cantidades bajas con un plazo de devolución corto, la mayoría no pasa de 90 días, y generalmente en un solo pago.

Los requerimientos básicos que debe tener un solicitante es ser mayor de 18 años y residencia permanente en España.

Nadie está exento

Recurrir a préstamos online significa una solución porque se atiende un problema puntual de manera rápida, lo que no podría hacerse tramitando un crédito bancario que requiere tiempo y varias gestiones complicadas para su concesión. Razones para tener presente la posibilidad de acceder a los créditos rápidos sobran y la principal es que son una opción a la hora de obtener liquidez económica ante esos imprevistos de los que nadie está exento.

Es muy común el caso de familias cuyos gastos superan el ingreso mensual que obtienen, por lo que deben recurrir a préstamos cuando ocurren imprevistos que deben subsanarse inevitablemente como situaciones en las que peligra la salud. Las enfermedades no avisan y en ocasiones las facturas médicas y fármacos sobrepasan el presupuesto que se tenía para el mes, inevitablemente hay que sufragar los costes porque se trata de la salud, algo primordial.

También es muy frecuente que el coche amerite reparaciones repentinas y los costes entre repuestos y el taller rebasen lo que se había presupuestado, que se deteriore un electrodoméstico o, peor aún, que se presente un problema doméstico que amerite reparación urgente porque está comprometida la habitabilidad en el hogar. En todos estos casos es urgente tener el dinero necesario a la mano y con los créditos rápidos se puede conseguir.

Pero no solo los préstamos online son necesarios para solventar imprevistos, incluso son útiles para realizar inversiones que ayuden a crecer. Generalmente se presentan oportunidades para expandir el negocio, lo cual supone un recurso con el que no se cuenta al momento y con los créditos rápidos se puede obtener.

Múltiples beneficios

El boom de este tipo de financiamiento viene dado por las ventajas que ofrece. La vía para acceder es sencilla y rápida, puede ser vía telefónica o llenar un formulario en un portal web. Cada plataforma, de las muchas que existen, tendrá sus propios criterios de exigencia, unas darán respuesta en cuestión de minutos, otras en un plazo máximo de 24 horas.

Uno de sus más llamativos beneficios es que se pueden solicitar online, es decir, la persona no tiene que trasladarse a ningún lugar, solo tener disponibles un dispositivo, bien sea un teléfono móvil u ordenador con acceso a internet, y una línea telefónica, de ahí su sencillez y rapidez.

Quien solicita un crédito rápido online no tiene que dar explicaciones sobre el destino que dará al dinero que le será financiado, estos créditos no requieren justificaciones.

A diferencia de entidades bancarias, los créditos rápidos son de fácil tramitación. Una vez la respuesta haya sido positiva, generalmente solicitan documento de identidad, número de cuenta bancaria y posiblemente, algunos con más énfasis que otros, documentación que compruebe la solvencia; este puede ser la copia del comprobante de la última nómina.

La urgencia del dinero solicitado es la causa que motiva a la persona a acceder a esta opción de financiamiento. La transferencia del dinero a la cuenta corriente del solicitante será inmediata, una vez se notifique la concesión del crédito.

Otra ventaja es que hay diversidad de importes según la agencia que los esté ofreciendo, realmente el rango es bastante variado y puede ajustarse a la necesidad puntual que tenga el solicitante. En los bancos son más rígidos en este aspecto. A esto hay que añadirle el hecho que estas entidades de préstamos rápidos son muy flexibles en cuanto a la devolución del importe solicitado.

Listas Asnef no son impedimento

Los préstamos rápidos online son muy buscados porque pueden ser concedidos a personas o empresas incluidas en listas de morosos, de hecho a este producto financiero también se le conoce como créditos con asnef.

Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) es una instancia que lleva una base de datos que registra los impagos en los que haya incurrido una persona natural o jurídica. Para poder incluir “morosos” hay que ser miembro de la asociación, generalmente la integran bancos, financieras de consumo, aseguradoras, empresas de comunicaciones, proveedores de servicios como gas, electricidad, agua; además de todas aquellas empresas que tienen riesgo de impagos por parte de sus clientes.

La lista Asnef es una de las más comunes, pero también está el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) o Centro de Cooperación Interbancaria (CCI), entre otros más.

Hay muchos casos de personas que están incluidas en estos registros sin que necesariamente hayan dejado de honrar un compromiso en cuanto a la devolución de un crédito, también ocurre que incluyen a quienes por alguna circunstancia no pagaron un simple recibo de suministros.

Estar incluido en estos registros complica considerablemente acceder a créditos por parte de los bancos, incluso, en la mayoría de los casos llega a ser inviable. Si esta es la situación, las entidades de créditos rápidos online sin duda son la alternativa.