Operación de rinoplastia
Operación de rinoplastia - LVD
CONTENIDO PROMOCIONADO

Rinoplastia ultrasónica, una operación de nariz muy solicitada

Entre todas las intervenciones realizables, la que más demandada en la actualidad es la rinoplastia ultrasónica

Contenido Promocionado
Actualizado:

En Madrid son cuantiosos los casos de deformaciones de los huesos presentes en la nariz. Ello puede llegar a ocasionar una serie de molestias, para las cuales existen diversas soluciones. Entre todas las intervenciones realizables, la que más demanda tiene en la actualidad es la rinoplastia ultrasónica.

¿A qué es debido el éxito de esta técnica? En La Voz Digital hemos recopilado las claves de su auge a nivel nacional, puesto que paulatinamente va en aumento el número de pacientes que deciden someterse a esta operación de nariz.

Adiós a los daños en los tejidos

Innegablemente la nariz es una parte del cuerpo muy delicada. Así lo demuestran los tejidos que, con otros procedimientos quirúrgicos, quedan dañados de mayor o menor gravedad. Eso no sucede con la rinoplastia ultrasónica.

De hecho, el proceso de recuperación es mucho más reducido en comparación con otras intervenciones. ¿Cómo es posible? En primer lugar gracias a la utilización de elementos basados en la piezoelectricidad. Los conjuntos utilizados de pequeñas dimensiones permiten darle una nueva forma al tejido óseo con gran precisión.

En función del tipo de acción que el especialista ha de llevar a cabo se encarga de utilizar un cabezal u otro. Desde un corte extremadamente preciso hasta un limado cien por cien efectivo, los elementos óseos son tratados milimétricamente sin que el tejido blando que se sitúa alrededor del área sufra las consecuencias de ello.

Con otras técnicas no sucede lo mismo, puesto que tanto los escoplos como los martillos que suelen emplearse acarrean mayores riesgos en lo que se refiere al bienestar de los citados tejidos. Los mejores resultados son palpables desde el primer instante tras concluir la operación, presentando el paciente un considerable menor hematoma.

La efectividad de este tipo de rinoplastia es notablemente mayor, lo cual se evidencia en numerosos aspectos. Así lo ejemplifica la cicatrización, optimizada hasta niveles insospechados. Esta no es la única ventaja obtenida por los pacientes, puesto que adicionalmente los mismos no han de lidiar con tantos hematomas y otras adversidades frecuentes tras someterse a operaciones de nariz.

Quiénes pueden beneficiarse de las ventajas

Ante los puntos positivos sacados a colación recientemente y los que describiremos en próximos párrafos, no es de extrañar que el interés por la rinoplastia ultrasónica vaya en aumento. Aun así, no todos los pacientes que quieren someterse a una operación de nariz pueden optar por este tipo de procedimiento.

De hecho, solamente aquellos cuyos huesos de la nariz van a ser remodelados de una u otra manera tienen la posibilidad de decantarse por dicha alternativa. Un claro ejemplo reside en las personas que tienen algún tipo de alteración a nivel interno, así como aquellas que necesitan aplicar una remodelación ósea, como verticalizar el tabique, por ejemplo, en caso de que sufra una curvatura más o menos acusada.

Otros pacientes buscan reducir el dorso, giba o caballete, acabando con la protrusión que origina una forma curvada que se aleja de la rectitud propia de la nariz.

Dicha giba se corrige con una eficacia nunca antes vista en cualquier otro proceso quirúrgico. Los bisturíes piezoeléctricos permiten a los profesionales remodelar el hueso con un nivel de precisión inimaginable.

Para asegurar el mejor resultado posible, antes de llevar a cabo el proceso quirúrgico, el especialista encargado de efectuarlo también analiza y evalúa minuciosamente cada aspecto de la anatomía de la nariz. Y es que, ya que cada paciente es único, en algunos casos será necesario la realización pruebas previas complementarias, como podría ser un TAC.

Aspectos importantes

Más allá de los factores anteriormente reseñados, otros aspectos también adquieren importancia al hablar de la rinoplastia ultrasónica. Así lo demuestra la duración de dicha intervención, situándose la media en aproximadamente tres horas.

Esta intervención requiere someter al paciente a anestesia general. En algunas ocasiones, aunque no es lo más habitual, es necesario permanecer hospitalizado durante una noche. Seguidamente recibe el alta para dar paso a una recuperación cuyo período de tiempo es muy inferior al de otros procesos de cirugía. ¿Sabías que bastan poco más de veinte días para que el mismo llegue a su fin?

Independientemente de si es algo funcional o meramente estético lo que lleva al paciente a querer someterse a esta cirugía, el resultado es inmejorable. Precisamente ello es lo que ha dado pie a un boca a boca iniciado por los españoles que han decidido llevar a cabo una rinoplastia ultrasónica.

Familiares, amigos y conocidos en general que también padecen deformaciones son informados de los beneficios obtenidos en caso de decantarse por esta opción quirúrgica menos traumática y más efectiva. Así pues, no dudan en solicitar una visita para analizar detenidamente su caso y dar el paso si el especialista lo estima adecuado.