Efectivos de Protección Civil, este Domingo de Ramos, haciendo funciones de policías locales.
Efectivos de Protección Civil, este Domingo de Ramos, haciendo funciones de policías locales. - L. V.
CÁDIZ

Protección Civil, obligada a regular el tráfico por la falta de policías locales en Cádiz

El plantón de los agentes contra el Ayuntamiento provoca las primeras incidencias esta Semana Santa en asuntos como cortes de calles y seguridad

Actualizado:

El enfrentamiento entre gran parte de la plantilla de la Policía Local con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento gaditano ya está teniendo su efecto en la calle. Tras haber anunciado que al menos un ochenta por ciento de los agentes municipales de primera actividad no iban a realizar servicios extraordinarios hasta que el Consistorio «no escuche y dé respuesta» a sus repetidas reclamaciones laborales, desde este Domingo de Ramos se están notando ya las consecuencias de este plante.

Según ha podido saber este periódico, la falta de policías locales para cubrir estos servicios ha tenido diversos efectos. Entre ellos, uno de los más notables, ha sido la ausencia de efectivos para controlar el corte de calles, una tarea muy necesaria para que el tráfico rodado se pueda controlar por la salida de las diferentes procesiones y se cumplan las exigidas e importantes medidas de seguridad en esta época donde miles de personas se concentran para participar de la Semana Santa. De ahí que personal de Protección Civil se viera obligado a hacer labores de cortes de calle y de redirección del tráfico que habitualmente corresponden a la Jefatura. También agentes de la Policía Nacional han tenido que colaborar en esta tarea cuando así se les ha requerido. Y además, sí ha habido circulación de vehículos en otras calles que se suelen cortar porque, sencillamente, no había personal suficiente para poder señalizarlo y regularlo.

Sin 'camiones antiterroristas'

Pero el «caos» en el control del tráfico no ha sido la única incidencia que se ha registrado debido al parón de protesta que están llevando a cabo los agentes. Otra de estas consecuencias fue que los vehículos pesados de seguridad antiterrorista que suelen custodiar el perímetro de las procesiones para evitar posibles atentados (tal y como ordena el protocolo de alerta 4) este Domingo de Ramos no estuvieron haciendo las veces de escolta de los desfiles hasta después de las cuatro de la tarde, cuando ya se encontró personal que pudiera trasladarlos hasta los puntos de localización acordados. Se quedaron estacionados en la Jefatura Local hasta que se pudieron llevar al perímetro de las comitivas procesionales cuando ya llevaban un tiempo en la calle.

Por otro lado, ante la negativa de los agentes de primera actividad de hacer los servicios de Semana Santa, algunos de estas labores las están cubriendo con policías de segunda actividad, una circunstancia que no es la preceptiva debido a que su tarea no es esa.

En cuanto a la custodia a pie de calle de las salidas procesionales, tampoco se están cubriendo como otros años. Según fuentes consultadas, de momento, solo el próximo miércoles está garantizada esa escolta habitual que también es competencia de la Policía Local.

La falta de policías está repercutiendo además en otras labores de seguridad como las de patrullas o denuncias propias de este Cuerpo.

Como se recordará, esta medida de protesta se anunció hace ya unas semanas advirtiendo que no iban a realizar estas horas extras hasta que no vieran «un interés real por parte de los responsables políticos de lograr mejorar sus condiciones laborales».

Entre sus reclamaciones, denuncian que desde hace doce años, fecha en la que se aprobó el último acuerdo regulador que tienen vigente, no ha existido una nueva negociación colectiva de mejoras de las condiciones de trabajo o que las compensaciones por nocturnidad que reciben no se ajustan a la normativa europea que está siendo «incumplida» por el Ayuntamiento, según asegura. La respuesta del Consistorio a este plantón fue entender que la denuncia es solo «la opinión de un sindicato (SPLCA) y no de la mayoría de la plantilla». No ha habido más explicaciones públicas al respecto.