Imagen de la Plaza de Candelaria
Imagen de la Plaza de Candelaria - A. V.
URBANISMO

El arreglo que pudo costar una denuncia

Fernando García intervino para corregir un socavón en la Plaza de Candelaria donde ya habían caído varias personas mayores

CádizActualizado:

Fernando García actuó con una buena intención. Ante un asfaltado irregular y un socavón que podría causar más de un problema, este comerciante de la Plaza de Candelaria dio aviso a las autoridades competentes: Ayuntamiento, Urbanismo y hasta Policía Local recibieron la incidencia antes de Semana Santa. Sin embargo, pasaron los días, hasta casi dos semanas y no se intervenía para tapar ese boquete que se encontraba justo delante de su negocio y en una zona especialmente transitada en la Semana Mayor gaditana.

Ante la falta de respuesta Fernando decidió actuar y fue él mismo quien con el material necesario logró corregir el desperfecto y recolocar los adoquines. El problema estaba resuelto antes de Semana Santa. Un amigo grabó su intervención y posteriormente Fernando difundió este vídeo por redes sociales. Tal fue su alcance que recibió una visita de responsables de Mantenimiento Urbano para advertirle que no podía intervenir en la vía pública aunque fuera con buena intención ya que por ese motivo podría ser denunciado. «Fue entonces cuando gracias a la intervención del presidente de la asociación de vecinos no siguieron adelante con la sanción ya que este les explicó que había sido por una labor social y que gracias a eso se había evitado más de una caída», explica Fernando.

Y más tarde el propio alcalde, José María González, también acudió a ver a este comerciante de la céntrica plaza gaditana. «Me dijo que cualquier cosa que tuviéramos que se lo dijéramos directamente. Yo lo que decía cuando lo corregí es que a ver si es que íbamos que tener que esperar seis meses para que lo arreglaran. Pero el alcalde nos ha prometido que en un año estará arreglada la plaza entera. Y si no, pues nos pondremos de acuerdo todos los comerciantes e insistiremos para que se repare. Quedan tres calles por hacer todavía».

Fernando confía en que se cumpla la promesa del alcalde y en menos de un año pueda ver finalizado el adecentamiento de la plaza para evitar de esta forma accidentes innecesarios.