Mikel Erentxun lleva 35 años dedicándose a la música.
Mikel Erentxun lleva 35 años dedicándose a la música. - LA VOZ
MÚSICA

Mikel Erentxun: «El nuevo disco gira en torno a una de mis obsesiones, el paso del tiempo»

El artista presenta, por primera vez en Cádiz, 'El último vuelo del hombre bala' este viernes a las 22.00 horas en Benalup

ChiclanaActualizado:

Mikel Erentxun lleva 35 años dedicándose a la música. Se ha convertido en todo un referente de la música española, no solo por haber sido el líder de la mítica banda Duncan Dhu, también por los éxitos que ha acumulado en su carrera en solitario. 'El último vuelo del hombre bala' es el nuevo trabajo de Erentxun que forma parte de la trilogía 'Corazones' y 'El hombre sin sombra'. Este viernes, a las 22.00 horas, el público de Benalup disfrutará de los éxitos de Mikel Erentxun en el escenario de Stay Alive by Fairplay, donde presentará los temas de su último disco.

¿Qué tiene preparado para el Stay Alive by FairPlay este viernes?

Estoy encantado de que me hayan invitado. Tiene muy buena pinta, me apetece mucho volver a Benalup porque me une una larga historia y he actuado muchas veces allí. Voy presentando un disco nuevo 'El último vuelo del hombre bala', esa es la gran novedad. El concierto va a ser en formato básico, voy solo sin músicos, con mis guitarras y mis teclados. Haré una aproximación más acústica de las canciones de este disco y un repaso a temas de otras épocas. También haré un especial hincapié a Duncan Dhu ya que esta semana se cumple el 35 aniversario de la fundación del grupo y me apetece rendirle un pequeño homenaje.

Está inmerso en el nuevo disco 'El último vuelo del hombre bala', ¿lo vive como si fuera su primer disco?

La verdad es que sí. Afortunadamente en 35 años no he perdido la ilusión, creo que cada vez me gusta más mi trabajo. Los nervios, la impaciencia... todo eso está intacto. El disco apenas ha salido a la calle, está en plena efervescencia, estoy haciendo las entrevistas de promoción y viviéndolo como lo vivía hace muchos años. Por eso he grabado tantos discos, no me he quedado en una manera contemplativa a vivir del pasado, sino que siempre he mirado hacia delante.

¿Cómo ha sido el proceso de creación del disco?

Forma parte de lo que para mí es una trilogía autobiográfica. Empezó con 'Corazones', le siguió 'El hombre sin sombra' y ahora este último 'El último vuelvo del hombre bala'. Los tres conforman una trilogía centrada en mi persona. Tres discos que hablan de mis demonios, temores, vicios y amores. Este disco gira en torno a una de mis mayores obsesiones, el paso del tiempo. Esa es la línea argumental de las canciones de este disco.

En una de sus últimas entrevistas habló de la cronofobia, ¿se supera esto alguna vez?

Ese término lo he aprendido ahora. Me da pena no haberlo conocido antes porque lo hubiera incluido en algunas de las canciones. Imagino que se superará. De hecho, el escribir canciones y hablar sobre ello me sienta muy bien. Realmente siempre me ha obsesionado el paso del tiempo pero si he sobrevivido hasta ahora me imagino que lo podré hacer de aquí en adelante. Además, hay que mirar con cierta ironía los temores de uno mismo para que no se convierta en algo terrible. Hay que tratar de vivir de manera intensa sin mirar el pasado ni el futuro.

Dicen que 'cualquier tiempo pasado fue mejor' ¿lo cree usted también?

El presente siempre es mejor que el pasado. Tienes que guardar buenos recuerdos, no anclarte en la nostalgia del pasado porque entonces nunca serás feliz. En lo musical he cosechado mayores éxitos en el pasado que ahora, pero no vivo pensando en ello. Creo que un artista tiene que mirar siempre hacia delante y para mí es un éxito llevar 35 años en la música. Independientemente de que ahora toque en salas y antes llenara estadios. Cada cosa tiene su tiempo y su momento, hay que saber disfrutarlos.

¿Cómo vive un cantante de los años 80 los cambios sociales y musicales de estos últimos 20 años?

Hay que adaptarse. Me cuesta mucho porque soy poco amigo del mundo tecnológico y digital. Ha cambiado completamente la forma de escuchar y vender la música. Afortunadamente la piratería ha quedado un poco obsoleta, ha sido sustituida por las plataformas legales tipo Spotify. Sin embargo, todo esto ha acabado con el negocio de las tiendas de discos y de los soportes físicos a los que me resisto a renunciar. Es inútil lamentarse, hay que vivir con ello.

¿Qué papel cree que juega ahora la música con la eclosión de nuevos estilos?

La música para bien o para mal va moviéndose. Aparecen grupos que se ponen de moda o que crean modas. Ahora mismo parece que hay menos espacio para la música más mágica de rock y de pop. A estas alturas no voy a hacer trap, porque no me gusta y porque no tengo la edad para ello. Cada uno tiene que ser honesto con lo que le gusta y mi música va por otro camino. Siempre he nadado contracorriente, pero desde luego he ganado mucho más.

¿Qué queda del vocalista de Duncan Dhu en el Mikel Erentxun actual?

Es la misma persona así que quedará todavía mucho. La ilusión y energía está intacta. Evidentemente hay cosas que han cambiado y creo que a mejor. Por ejemplo, a mi voz le ha sentado muy bien la edad, ha ganado en madurez y en poso suena más grave y entera. Creo que escribo mucho mejor que lo que hacía por aquel entonces. Con lo cual, siento que estoy ahora en un momento mucho más bonito que en el que estaba hace 35 años.