El arbitraje se ha convertido en una profesión de riesgo. :: LA VOZ
Ciudadanos

Golpean a dos árbitros en sendos partidos de segunda provincial

Estas agresiones en Jerez elevan a ocho los ataques en apenas dos meses de liga, la mitad que en toda la temporada pasada

JEREZ.Actualizado:

Blanco de todas las iras y culpable siempre de los resultados negativos de un equipo, el árbitro que pita todos los domingos en categorías inferiores y en partidos de fútbol base en esta provincia vive una de las épocas más duras para una profesión de alto riesgo. No son simples impresiones de este colectivo, sino la certeza que les da la estadística de agresiones, la cual arroja a día de hoy un preocupante dato: sólo han transcurrido dos meses de liga y ya se han formulado la mitad de denuncias que en toda la temporada pasada. En la última jornada se sumaron otros dos episodios.

La subdelegación del Gobierno confirmaba ayer la denuncia que había formulado un trencilla de sólo 17 años que intervino como árbitro asistente en el partido de la Segunda Provincial senior entre el Juventud Torrecera y el San José Obrero. El menor, acompañado de su madre, acudió en la medianoche de ayer a las depedencias de la Guardia Civil en Jerez para denunciar la agresión sufrida en un encuentro que tuvo que ser suspendido cuando estaba en la segunda parte.

Según confirmaron desde la Delegación Provincial de Árbitros, el colegiado pitó un fuera de juego que invalidó un gol del equipo local que en ese momento iba perdiendo por un tanto de diferencia. En ese momento, como reza en la denuncia que tiene en poder la Guardia Civil, un espectador lanzó una piedra contra el trencilla que impactó en uno de sus codos. El ataque no se quedó ahí, el energúmeno se acercó por detrás al trencilla y le dio una fuerte patada que le dejó una contusión en los gemelos. Ante la gravedad del incidente, el árbitro principal ordenó la suspensión del encuentro. «No es lo único preocupante. Se le pidió al delegado del campo que avisara a la Guardia Civil, pero finalmente tuvo que hacerlo el propio colegiado. No contamos con mucha ayuda de los clubes en estos casos», comentaba ayer a este medio Juan Antonio Álvarez, delegado provincial.

El menor fue llevado al hospital de Jerez para que la asistieran de heridas leves y después acudió al cuartel. No pudo identificar al agresor, un espectador más que se marchó del lugar por su propio pie. Además de este incidente, en el acta del encuentro, el árbitro dejó constancia de otras irregularidades detectadas en el campo del Torrecera que contraviene la Ley del Deporte como el consumo de alcohol en las gradas y el uso de botellas y vasos de cristal.

No fue la única agresión vivida en la última jornada de liga. En otro encuentro de la Primera Provincial senior que enfrentaba al Estella del Marqués con el Castellar en la localidad jerezana, el trencilla principal fue golpeado por otro espectador al término del partido que acabó en victoria para el equipo local. «Nada más concluir, un individuo se le acercó y le dio un puñetazo en el cuello. Trató de propinarle un segundo, pero lo pudo esquivar. Como ocurriera con el otro caso, tras agredir al árbitro se quitó del medio». Con estos últimos episodios ya son ocho las agresiones sufridas por colegiados en lo que va de liga. La anterior acabó con 16 incidentes y en la temporada 2008-2009 se formularon 23 denuncias. Una triste estadística que poco tiene que ver con el deporte.