El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ayer en su comparecencia en el Parlamento - EFE | Vídeo: EP

ListeriosisSe vendieron 298 kilos de la nueva marca de carne mechada contaminada con listeria en cuatro provincias

Se ha paralizado la producción de la fábrica Sabores de Paterna que había distribuido sus productos en Cádiz, Málaga, Huelva y Madrid

Así es la empresa Sabores de Paterna

SevillaActualizado:

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha decretado este viernes a las 12.58 horas una segunda alerta alimentaria de alcance nacional sobre carne mechada que se vendía bajo la marca «Sabores de Paterna», ubicada en la localidad gaditana de Paterna de Rivera, el mismo día que ha confirmado que uno de los lotes del embutido que salieron de la citada fábrica estaba contaminado con listeria monocytogenes.

Según ha informado el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, este mismo viernes se ha paralizado la producción de todos los embutidos de la planta de Sabores de Paterna, que distribuye por establecimientos de cuatro provincias: Cádiz, Málaga, Huelva y Madrid. El resultado del análisis positivo realizado por un laboratorio de Almería de la Junta de Andalucía se conoció a las diez de la mañana.

Con posterioridad, se acordó paralizar la venta de la carne mechada y del resto de embutidos que salen de esta fábrica, lo que afecta también a productos que no han sido analizados como chicharrones, lomo, mantecas, paté, butifarra, morcilla y longanizas. La empresa Sabores de Paterna ha negado cualquier relación con Magrudis, origen del brote epidémico que ha afectado a 207 personas hasta el pasado jueves.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha informado en su página web que el lote que ha dado positivo en listeria está fechado el 13 de agosto pasado y tiene fecha de caducidad del 13 de noviembre próximo. En concreto, se envasaron 298 kilos de carne mechada de «Sabores de Paterna», de los cuales 7,1 se han distribuido a un establecimiento madrileño y el resto a comercios de la comunidad andaluza, según informa la Aesan en su página web.

La nueva alerta nacional se suma a la que se emitió el pasado 15 de agosto por la carne mechada de la marca «La Mechá» producida por la empresa sevillana Magrudis. Días después, la extendió a otros embutidos de la misma fábrica y a productos que suministraba esta planta a la firma Comercial Martínez León.

La nueva alerta es alimentaria, pero no sanitaria, porque no existe por ahora ningún caso confirmado de listeriosis relacionado directamente con el consumo de la carne mechada producida en la industria cárnica sevillana.

El nuevo foco de infección en la empresa Sabores de Paterna se ha descubierto por casualidad. El pasado 30 de agosto la Dirección de Salud Pública de Madrid comunicó a la Consejería de Salud en Andalucía que había un niño de 14 años atendido en un hospital de Móstoles que el pasado 19 de agosto había consumido un bocadillo de carne mechada Sabores de Paterna durante su estancia en la localidad gaditana de Conil de la Frontera.

El hemocultivo realizado al niño madrileño dio negativo en listeria. Padecía una gastroenteritis aguda, pero su testimonio orientó a los inspectores sanitarios hacia el nuevo foco del brote en Paterna de Rivera, según explicó el consejero andaluz. Entre los días 30 de agosto y 1 de septiembre, inspectores sanitarios extrajeron muestras del niño y de su familia, así como del referido lote de carne mechada de «Sabores de Paterna» en el mismo supermercado donde adquirió lo había adquirido.

El día 3 de septiembre llegaron al laboratorio de la Junta de Andalucía en Almería cinco muestras para analizarlas. El pasado jueves se recibieron los resultados de cuatro de ellas. El resultado era incontestable: no había rastro de listeria.

El resultado de la última muestra, extraída del lote requisado en el establecimiento conileño, se ha recibido este viernes. La sorpresa fue que, al contrario de los otros cuatro anteriores, confirmaba el positivo en la bacteria. Según explicó el consejero, tenía 11.000 unidades formadoras de colonias de listeria por gramo, superior al registro normal, aunque inferior al «crecimiento espectacular» que se detectó en la carne mechada de La Mechá, sobre la que se emitió una alerta sanitaria el pasado 15 de agosto.

Inspectores sanitarios están desde esta mañana inspeccionado las instalaciones de esta industria cárnica, el segundo foco de infección tras el localizado en agosto en la fábrica Magrudis de Sevilla, según ha señalado Aguirre, que ha comparecido en rueda de prensa junto con el portavoz de la Junta en el seguimiento del brote epidemiológico, José Miguel Cisneros.

Envase de carne mechada de Sabores de Paterna
Envase de carne mechada de Sabores de Paterna

El consejero andaluz de Salud se ha dirigido a la opinión pública, a través de los medios de comunicación, para pedirle que «no se consuma la carne mechada de Sabores de Paterna y el que la tenga en su casa que no la coma».

Salud investiga ahora si hay conexión entre la listeria de Magrudis, la empresa sevillana origen del brote, y Sabores de Paterna. «Se están investigando nexos entre el foco de una empresa y de otra», ha señalado el consejero y se han dado instrucciones al Instituto Carlos III de Madrid para que investigue esta conexión a través de distintas muestras enviadas.

El brote de listeriosis detectado a principios de agosto ha dejado por ahora tres muertes de adultos y siete abortos. Hoy se ha dado a conocer un nuevo aborto a las 23 semanas de gestación en Sevilla. Con este son siete las pérdidas de bebés provocadas por la bacteria.

La organización Facua-Consumidores en Acción ha revelado hoy que otra mujer perdió a un bebé sietemesino en febrero pasado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla por listeriosis. Su madre había consumido la carne mechada de La Mechá en diciembre, según ha informado este viernes el portavoz nacional de Facua, Rubén Sánchez.

Salud ha indicado que no tiene confirmación de que este caso esté relacionado con el brote, si bien ha explicado que se van a analizar muestras extraídas de infectados con listeria de los años 2018 y 2019 para averiguar desde cuándo está circulando la cepa que ha infectado a 207 personas hasta ahora en Andalucía.