El médico Jesús Candel y la expresidenta Susana Díaz.
El médico Jesús Candel y la expresidenta Susana Díaz. - ABC/EP
Tribunales

Spiriman y Susana Díaz se verán las caras por primera vez en los juzgados

También ha sido citado Martín Blanco, exviceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía, como testigo por las presuntas injurias y calumnias de Jesús Candel

GranadaActualizado:

Susana Díaz y el médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, se verán las caras por primera vez en sede judicial. El Juzgado de lo Penal 6 de Granada, que dirimirá si Candel incurrió en injurias o calumnias tras la investigación del Juzgado de Instrucción 2 de la capital, ha citado en calidad de testigos a la expresidenta de la Junta de Andalucía y también al que fue su viceconsejero de Salud, Martín Blanco, que fue cesado después de que ABC desvelara su responsabilidad en la compra de medicamentos con sobrecostes.

El próximo 27 de junio, a las 9:20 horas, tendrá lugar la sesión contra el galeno que promovió las históricas movilizaciones contra la fusión hospitalaria en Granada, un modelo sanitario que la Junta implantó sin informes técnicos y fue finalmente desechado por la presión de la ciudadanía tras una sucesión de manifestaciones masivas. En esos meses, mientras la administración se negaba a revertir la fusión, Candel recrudeció sus declaraciones en vídeos con insultos.

Jesús Candel declaró el pasado 17 de octubre como investigado en este caso y alegó que sus insultos iban dirigidos contra la gestión política de estas personas y que, cuando lo hace, no trata de «humillarlos» sino de «llamar la atención» sobre las «irregularidades» que han existido en la sanidad pública andaluza, y que no tilda a Susana Díaz de «hija de puta» con ánimo vejatorio, sino para enfatizar que es una «mala persona».

Ese mismo día se personaron en el Juzgado los letrados de la Junta de Andalucía y también el del Servicio Andaluz de Salud, que el pasado verano trasladó a la Fiscalía un escrito en el que adjuntaba 69 vídeos de Candel con contenido «calumnioso» por el que se le acusa de propiciar «un clima de gran violencia contra la sanidad pública» y sus profesionales.

Como apunta la agencia Europa Press, en este proceso también está implicado un grupo de usuarios del SAS que denunció en marzo ante la Fiscalía los vídeos de Candel en un escrito acompañado por más de 2.500 firmas, con el periodista Juan Pérez y el cantaor Juan Pinilla como impulsores, por los comentarios que había hecho contra cargos públicos, dirigentes políticos y profesionales.

El doctor Candel también esta investigado por otro supuesto delito de injurias y calumnias al fiscal jefe de Granada, Pedro Jiménez Lafuente, después de que le llamara «hijo de puta» y presuntamente «denigrara su autoridad» y «menospreciara el ejercicio de sus funciones en defensa de la legalidad». Junto a ello, el Juzgado de Instrucción 8 de Granada ha incoado diligencias tras la denuncia que el magistrado del Juzgado de Instrucción 9 formuló a finales del año pasado contra Candel por posibles amenazas.