Susana Díaz visita un hospital andaluz.
Susana Díaz visita un hospital andaluz. - EFE
SANIDAD GRANADA

200 granadinos esperan radioterapia mientras el SAS guarda los aceleradores de Amancio Ortega

El PP denuncia la grave demora de los tratamientos oncológicos en Granada, que están siendo externalizados por la Junta de Andalucía

Actualizado:

Los dos aceleradores lineales para tratamientos oncológicos que donó la Fundación Amancio Ortega a los hospitales de Granada llevan más de un año a la espera de ser instalados. Están «embalados», ha denunciado este martes la portavoz de sanidad en el Parlamento andaluz, la popular Catalina García, quien ha expresado la preocupación de su partido por la inactividad del aparataje, así como por las enormes listas de espera para recibir tratamiento oncológico.

Acompañada por varios líderes del partido a nivel granadino, Catalina García ha criticado en rueda de prensa que la Junta haya optado por externalizar parcialmente el servicio de radioterapia a razón de más de 1 millón de euros al año, como ya denunció hace unos días el médico Jesús Candel, alias Spiriman. La licitación se ha hecho a través de un procedimiento negociado sin publicidad con uno de los hospitales privados de Granada, cuya actividad ha crecido de forma notable en los últimos años.

La Junta de Andalucía, ha aseverado la parlamentaria, ha hecho «oídos sordos» a las propuestas de los profesionales del servicio de radioterapia, que propusieron una opción viable para dotar a todos los hospitales de equipos apropiados por un precio similar: «Pone de manifiesto la ineficacia y la mala gestión del Gobierno andaluz». «No nos vamos a callar», ha aseverado. El PP llevará al Parlamento autonómico un asunto que tilda de «insostenible» por la lista de espera de 175 pacientes: «No puede haber lista de espera para radioterapia».

En este momento, la provincia de Granada cuenta con tres aceleradores lineales para este tipo de tratamientos, además de los dos que fueron donados hace más de un año por la Fundación Amancio Ortega: uno no estará operativo hasta el verano y el otro tardará otro año, el tiempo que durarán las obras para su instalación en el Hospital Virgen de las Nieves, a pesar de que ya tiene un acelerador –se avería cada poco tiempo– y mientras el Hospital del PTS dispone de un búnker libre.

Para el presidente de los populares granadinos, Sebastián Pérez, la ciudadanía de la provincia sigue padeciendo la mala gestión en materia de sanidad por parte del Gobierno de Susana Díaz, sin dejar de recordar las múltiples manifestaciones que el pasado año sacaron a cientos de miles de personas a la calle para protestar contra la fusión hospitalaria. «Ya tendría que haber habido dimisiones», ha sentenciado Pérez, que ha afeado a PSOE y Ciudadanos su voto en contra de que la Cámara de Cuentas fiscalice el coste de que supondrá la «desfusión».

Por el momento, el Servicio Andaluz de Salud no ha ofrecido ninguna explicación pública para justificar esta situación.