Estaciçón de Autobuses de Córdoba, en una imagen de archivo
Estaciçón de Autobuses de Córdoba, en una imagen de archivo - Valerio Merino
Movilidad

Siete líneas de autobús interurbano caducadas abarcan a 54 municipios de Córdoba

La Junta quiere sacar a concurso las licencias antes de que acabe la legislatura

CórdobaActualizado:

Un total de 54 de los 75 municipios de la provincia de Córdoba, el 70 por ciento del total, tiene al menos una concesión de transporte interurbano por carretera -líneas de autobús- caducada, según los datos facilitados por la Consejería de Fomento a preguntas de este medio. Todas ellas acabaron su periodo de validez entre 2012 y 2015, y la Junta de Andalucía, responsable de adjudicar las concesiones a empresas privadas para su gestión, no hizo nada por renovarlas desde entonces. El nuevo gobierno del PP se encontró con el desaguisado al poco de llegar a San Telmo y no tardó en denunciar una situación que, en casos extremos, podría dejar sin ese servicio a la práctica totalidad de los municipios de la provincia.

Las líneas afectadas son siete, con cinco compañías de transporte involucradas, todas ellas de sobra conocidas en los pueblos: Carrera (dos concesiones), Rafael Ramírez (2), San Sebastián (1), Tirado (1) y La Sepulvedana (1). No hay comarca cordobesa que no tenga al menos una concesión pasada de fecha. La caducidad de las licencias no ha tenido hasta la fecha consecuencias prácticas, pero la posibilidad existe. Una vez terminada una concesión, la empresa adjudicataria tiene obligación de prestar el servicio un año más, pero más allá puede solicitar a la Junta la extinción del mismo sin tener que dar más explicaciones. Si hasta ahora eso no ha ocurrido es porque las líneas afectadas siguen siendo rentables y por, asegura Fomento, «la buena voluntad existente entre las empresas y la Junta para no dejar sin líneas operativas».

El caso más llamativo es de la línea «Córdoba y Estepa con hijuelas», que caducó en agosto 2015 («hijuelas» es un término en desuso que indica desvíos por trayectos cercanos al principal). Sólo en ese recorrido hay 30 municipios afectados, más una veintena de aldeas y pedanías, todos ellos al sur del Guadalquivir. Es una de las líneas que más pueblos cordobeses atraviesa, desde los de mayor tamaño como Lucena o Puente Genil hasta diminutos núcleos de población como Cristo Marroquí (a las afueras de Lucena, cerca de la Cueva del Ángel) o Campo-Nubes (Priego, en el cruce fronterizo de las provincias de Córdoba, Jaén y Granada). La capital también está incluida en esta línea.

En el Alto Guadalquivir la línea «Andújar y Córdoba» afecta a 7 municipios, incluida la capital, y caducó en 2014. Por la misma zona transcurre la «Fuencaliente-Córdoba», con 11 localidades, que también finiquitó en 2014.

Al norte

En Los Pedroches hay dos líneas caducadas. Por un lado, «Pozoblanco-Belalcázar con hijuelas, desviación por el Viso de los Pedroches», que une 10 poblaciones de forma transversal, sin pasar por la capital, contribuyendo a la cohesión de la comarca. Y por otro lado, la línea «Belalcázar-Córdoba», que atraviesa 12 localidades. Ambas están caducadas desde 2013.

El trayecto «Hornachuelos y Córdoba e hijuelas» da servicio a toda la comarca del Valle del Guadalquivir y es la segunda que más poblaciones atiende, con 15 municipios. Caducó en 2014. La concesión más pequeña es la que va de Cabra a Nueva Carteya pasando por Los Llanos del Espinar, que terminó en 2012.

Para solucionar posibles problemas, la Consejería de Fomento ha prometido dotar «de más personal a la Dirección de Movilidad para tener preparadas las concesiones. En lo que queda de año, se va a licitar un mínimo de 20 de las 115 concesiones caducadas -en toda Andalucía-. El ritmo se incrementará a partir de 2020, hasta conseguir que todas las concesiones se encuentren en regla en la presente legislatura».