Borregos en una explotación ganadera de Córdoba
Borregos en una explotación ganadera de Córdoba - ABC
Ganadería

Los productores de ovino de Córdoba se enfrentan a la falta de relevo generacional

La falta de rentabilidad es otro de los factores que impide la continuidad de los jóvenes en las explotaciones

CórdobaActualizado:

Relevo generacional, mejora de la rentabilidad y la lucha contra las enfermedades son los principales retos del sector del ovino en el norte de la provincia. Se trata de una actividad ganadera que contaba en Córdoba con un total de 647.767 cabezas en 2017, último año del que ofrece datos la Consejería de Agricultura. Es el número más elevado de todos los registrados en Andalucía al acaparar un 29,2 por ciento de todos los ejemplares existentes en la comunidad. Eso sí, estos animales se redujeron un 5,4 % respecto al ejercicio anterior.

En cuanto a los precios, a mediados de febrero el kilo de un cordero pascual de menos de 23 kilos se colocaba en los 2,74 euros, un 7,4 por ciento menos que en el mismo periodo de 2018, según la información oficial facilitada.

Con motivo de analizar la situación de este sector ganadero, la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) organizó junto a la Fundación Caja Rural del Sur el pasado 21 de febrero la X Jornada Técnica de Ovino en Hinojosa del Duque, una cita en la que se puso de manifiesto la necesidad de mejorar la sostenibilidad y la rentabilidad de las explotaciones. El director de los Servicios Ganaderos de la patronal agraria en Córdoba, José Luis Villafuerte, lamentó que los precios actúales del ovino en la provincia siguen siendo los mismos que hace dos décadas, al igual que ocurre con otros sectores, como es el caso del vacuno de carne. «Sin embargo, los costes de la alimentación animal, la electricidad y los combustibles han seguido subiendo, lo que tiene su reflejo en las cuentas de resultados de los productores», afirmó este directivo.

Desde su punto de vista, la mejora de la rentabilidad de las explotaciones no sólo debe venir de la mano de las cotizaciones, sino que «es necesario elevar los niveles de consumo de cordero en Andalucía y en el conjunto de España mediante campañas de promoción que mejoren la imagen de este producto». En este sentido, recordó que esta carne no presume de buena prensa en este país debido a la mala calidad de corderos procedentes de Australia y Nueva Zelanda. «En nuestro caso es distinto porque la carne del ovino de Los Pedroches es 100% ecológica», recalcó Villafuerte. Por este motivo, la gran mayoría de la producción destina a la exportación.

Merinos del Sur es una cooperativa con sede en Belalcázar que cuenta con unos 700 socios de Córdoba, Jaén, Sevilla, Extremadura y Castilla La Mancha. Su gerente, Gabriel Pineda, calificó de «preocupante» la situación de esta actividad debido a los problemas de relevo generacional. «O se toman medidas de manera inmediata o el futuro que se nos presenta es muy negro», subrayó este directivo, quien recordó que la media de edad de los ganaderos se sitúa en  tre los 55 y los 65 años.

Desde esta entidad de economía social, que vende casi la mitad de su producción anual en el exterior, se apuntó que «la gente joven no quiere trabajar en el campo porque requiere muchos sacrificios todos los días, además de que son necesarias importantes inversiones para arrendar y poner en marcha una explotación». Sin embargo, Pineda recordó la importancia de que perder esta actividad al ser el principal soporte económico de muchos municipios.