Ronda de Córdoba
Ronda de Córdoba - Roldán Serrano
Infraestructuras

El Gobierno plantea reformar la A-4 en Córdoba poniéndola en manos de una empresa privada

Generaría un nuevo trazado evitando las curvas de la Cuesta del Espino bajo un peaje en la sombra

CórdobaActualizado:

El Gobierno central ha iniciado los trámites ambientales para un nuevo trazado en la Autovía de Andalucía que eliminaría los puntos más complejos como la Cuesta del Espino o de mayor angostura, como la variante de Montoro, que sería de nueva planta. También modificaría el procedimiento de gestión de la carretera. El Gobierno pretende que sea un contrato de concesión de obra pública por el que la misma empresa que lo desarrolle se haga cargo de su mantenimiento a cambio de una remuneración. Dos son las modalidades al respecto: el peaje que pagan los conductores o el llamado peaje en la sombra, que abona el Estado.

El BOE publica hoy la resolución por la que arranca todo el trámite de información ambiental del proyecto. Por lo que cuenta, es un trazado adaptado de la Autovía de Andalucía entre Villa del Río y La Carlota para que se pueda conducir a 120 kilómetros por hora en todo el trazado. Se trata de una actuación clave para una carretera que se ha quedado antigua y dispone de zonas muy conflictivas como las curvas ubicadas al Oeste de Córdoba donde se circula a 80.

La Autovía se hizo deprisa y corriendo como consecuencia de las prisas de la Expo y, desde entonces, no se ha tocado salvo para cuestiones puntuales. El proyecto parte del convencimiento de que ya no se cumplen los estándares necesarios de seguridad. Así, se promueve un nuevo trazado que parte de una nueva variante en Montoro (con dos alternativas posibles). El trazado por el Alto Guadalquivir es similar al actual pero al llegar a Córdoba entra de lleno en la Campiña girando el Suroeste.

Lo que describe el Gobierno amplía la Ronda de Córdoba por medio de la habilitación de vías colectoras. Eso cuenta con algunos problemas, por ejemplo, arqueológicos. La Gerencia de Urbanismo ya ha advertido de que puede afectar a los dos grandes yacimientos arqueológicos de Córdoba que aún no se ha tocado: Madinat al-Zahira y Madinat Qurtuba. Obliga además a realizar reformas en el planeamiento de la ciudad ya que afecta a toda la zona del Arenal y a lugares de relevancia como El Álamo.