El Rescatado suspende su estación de penitencia en 2016
El Rescatado suspende su estación de penitencia en 2016 - ROLDÁN SERRANO
METEOROLOGÍA

Semana Santa de Córdoba 2018: Precipitaciones «frecuentes» en el periodo de la próxima Semana Santa, según Aemet

La temperatura media en las tres últimas décadas es de 12ºC

CÓRDOBAActualizado:

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) acaba de publicar su estudio estadístico anual en el que analiza las condiciones meteorológicas que se han dado en España, durante las últimas décadas, en la franja temporal de la próxima Semana Santa. Así, en el periodo comprendido entre el Domingo de Ramos (25 de marzo) y el Domingo de Resurrección (1 de abril), las precipitaciones suelen ser «frecuentes» en la zona del valle del Guadalquivir, con una temperatura media de 12 grados centígrados.

Según Aemet, en los últimos 40 años ha habido una gran «variabilidad climática», con temperaturas medias que han oscilado entre los 12 y los 15 grados centígrados en la mitad sur de la península, correspondiéndose las máximas más altas con la zona del valle del Guadalquivir. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología destaca que a pesar de lo temprana que cae en 2018 la Semana Santa, en estas fechas se han llegado a alcanzar temperaturas por encima de los 30 grados centígrados. El ejemplo más reciente tuvo lugar en Córdoba el 31 de marzo de 2015 (Martes Santo), donde se alcanzaron los 33 grados centígrados.

Precipitaciones «frecuentes» en este periodo

En cuanto a precipitaciones, la Aemet adelanta que el periodo donde este año se celebrará la Semana Santa cuenta con precipitaciones «frecuentes», sobre todo en la zona norte de la península, siendo menos habitual en la zona sur. De hecho, el mínimo se da en la provincia andaluza de Almería, donde la media es de entre uno y dos días de precipitación.

De esta manera, a pesar de la posibilidad de precipitaciones para el periodo comprendido entre el 25 de marzo y el 1 de abril según las estadísticas recogidas en los últimos 40 años por Aemet, en la zona del valle del Guadalquivir, y más concretamente en Córdoba, la probabilidad es notablemente menor con respecto a otras zonas del país.