La Virgen de la Esperanza, ante la iglesia conventual de Santo Domingo tras su esperada salida. - A. Vázquez
Semana Santa Cádiz

Fervor de barrio y recogimiento para un gran Miércoles en la Semana Santa de Cádiz 2018

Numeroso público en las calles acompañó las salidas procesionales de las cuatro hermandades

A. Mendoza / M. Huguet
Actualizado:

El día que marca el ecuador de la Semana Santa en Cádiz fue de nuevo una muestra de devoción, fervor y recogimiento a la vez. Abría la jornada desde Santa Cruz la hermandad de Las Aguas con distintos cambios con respecto al año pasado. Los hermanos Martín estaban esta vez al frente del misterio en lugar del veterano Gerardo Navarro y cambiaba también el acompañamiento musical. Cornetas y tambores, los de la banda Nuestra Señora del Rosario de Arriate, iban tras el espléndido crucificado de Francisco Buiza. A partir de hoy la hermandad tiene ya que iniciar la importante restauración del imponente paso. No se quedaba atrás en cuanto dimensiones el espléndido paso de Sentencia que fue la segunda cofradía en salir a las calles de Cádiz. Numerosos fieles siguieron el caminar de Jesús de la Sentencia y Nuestra Señora del Buen Fin.

El Miércoles Santo es sin duda alguna el día de los grandes misterios. Y así lo corroboró la hermandad de Cigarreras con su impresionante paso. En una jornada en la que no hubo cambios de orden de paso por Carrera Oficial sí resultó novedoso el recorrido de Cigarreras a la salida por el Callejón de los Negros y la calle Lázaro Dou de forma que no se cruzó con las cofradías que ya pasaban por Carrera Oficial. La rigurosidad y el recogimiento de una cofradía tan querida como el Caminito cerró un gran Miércoles cuando el sol que había acompañado todo el día ya se iba despidiendo.

Los hermanos mayores recuerdan a Rafael Corbacho

Las cofradías gaditanas quisieron homenajear este Miércoles Santo al que fuera presidente del Consejo de Hermandades Rafael Corbacho, fallecido el martes. La junta Permanente con Juan Carlos Jurado al frente quiso recordar al que durante unos años fue representante de las hermandades gaditanas. Para ello los hermanos mayores que no realizaron este miércoles estación de penitencia acudieron a la Plaza del Palillero al palco que siempre ocupó Corbacho y donde se encontraban su hermana y sobrinos. A la llegada de la cruz de guía de la que fue su hermandad, Luz y Aguas, la hermana mayor de Las Penas, Inmaculada Ruiz Gené, acompañada por los demás miembros del Consejo, entregó un ramo de flores a la familia de Rafael Corbacho que se encontraba en su palco del Palillero. El relativo silencio del momento rompió en un aplauso de todo el público en forma de agradecimiento.

1234
  1. Las Aguas

    Si la jornada del Martes Santo tuvo su sombra con la noticia del fallecimiento del expresidente del Consejo de Hermandades, Rafael Corbacho, éste Miércoles Santo era de luto para la hermandad de Las Aguas. Su mayordomo honorífico se había ido para siempre. Se había ido al cielo con su querida Pepi, junto a la que tanto diera por ésta hermandad sacramental y gremial.

    Una hermandad reorganizada en los últimos meses tras la marcha de su hermano mayor, José María Macías, y que ha dado paso a un joven Joaquín Correas que ha sabido seguir dirigiendo a la hermandad. Todo preparado en el interior del templo de Santa Cruz para una nueva salida procesional de la hermandad que radica en Extramuros, en el colegio de San Felipe Neri, y que cada Cuaresma se traslada hasta el barrio de El Pópulo para realizar éste día su salida procesional.

    Se abrían las puertas de la primera Catedral de Cádiz a las 15.45 horas y lo hacía con un hermano llevando a una pequeña niña de apenas tres meses vestida con el hábito de los Discípulos de San Juan Evangelista. Y tras las bocinas, la Cruz de Guía y un nutrido grupo de hermanos vestidos con hábitos verdes y capas rojas.

    Y es que la presencia de la cofradía en el colegio ha permitido a la cofradía aumentar la nómina de hermanos en los últimos años. Y no sólo en los discípulos, sino también en los hermanos que acompañaban al Santísimo Cristo de las Aguas. Los hermanos Martín, que se estrenaban en la capatacía del paso de misterio, ordenaban la maniobra de salida. Parte de la cuadrilla dentro, y otra ayudando desde fuera y en las que se podía ver un pescaíto en la manga de la camiseta con el nombre de Gabriel.

    Un nombre que también estaba bordado en el lazo que lucía en el frontal del paso del Señor, como también la vara con un lazo negro en recuerdo de Rafael Corbacho. Tras la marcha real, después de la difícil maniobra de salida.

  2. Sentencia

    En la iglesia de la Merced era un día especial. El Señor de la Sentencia volvía a salir a la calle un Miércoles Santo. Mañana de ilusiones, sobre todo cuando los hermanos vieron amanecer un día soleado. Hermanos que no quisieron faltar a su cita por la mañana con el Señor y con Nuestra Señora del Buen Fin. Ambos, a los pies de la Merced, esperaban su momento y presidían la eucaristía en donde además se bendijo el fajín que por la tarde luciría la imagen donada por el grupo joven de la cofradía. Nuevos hermanos, clásicos, antiguos... Todos alrededor de la figura de una de las grandes devociones del barrio de Santa María.

    Su hermano mayor, Benito Moya ultimaba los detalles con protección civil de la salida procesional, mientras que en la puerta Alfonso Cañuelo recibía a todos los que iban llegando al templo que ocuparon en su día los mercedarios en Cádiz. Ya por la tarde todo estaba preparado para salir a las 17.10 horas, Muchos tramos de hermanos, tanto en los que acompañaban al Señor como a la Virgen.

    Y es que precisamente Sentencia es una de las cofradías que más penitentes, lleva más de 350, sumándose a las más numerosas como Nazareno del Amor, La Palma o Despojado. Comenzaba a bajar la hermandad por la calle Merced o la plaza de la Canastas cuando salía el paso de misterio. Con mucha dificultad, pero con la experiencia de Quico Gallardo, fue dirigiendo la maniobra a los cargadores, que pusieron el paso en la calle en apenas unos minutos.

    La primera prueba estaba pasada. Ahora quedaba subir las patas y comenzar a andar hacia la Carrera Oficial. El Señor presidiendo el grupo escultórico, con una túnica sin bordar, para que luciese más el fajín y el cíngulo dorado que le había regalado el grupo joven.

    Comenzaba a andar la cofradía con la banda de Nuestra Señora de la Asunción de Jódar, que ya se afianza detrás del paso de misterio. Con paso valiente y decidido bajaba la calle Merced a la espera de llegar a la plaza de las Canastas donde una lluvia de pétalos de flores le esperaba una tarde de Miércoles Santo más a su paso. Una bella estampa que sucedía mientras que salían los tramos de la Virgen del Buen Fin por la plaza de la Merced. También acompañada por niños muy pequeños que vestían el hábito que se renovó en 2011. Poco a poco se disponía todo el resto de hermanos en la calle, con las mujeres ataviadas de mantilla delante de los servidores de paso que estaban delante del palio que estraba la recuperación, en el frontal del palio, de la imagen de la Virgen de la Merced y de Pedro Nolasco y Jaime I. Curioso también el estreno de dos coronas bordadas en las bambalinas traseras y delantera donadas por la cofradía de La Amargura de Hospitalet.

    Salía casi tres cuartos de hora después de que se pusiese la Cruz de Guía en la calle el palio acompañado, de nuevo, y por vigésimo sexto año consecutivo, la banda de Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real, que interpretada la marcha ‘Ave María’ para comenzar a andar por las calles de Cádiz. Bajada por su barrio y una nueva lluvia de pétalos de flores la recibía en la plaza de las Canastas.

    El barrio de Santa María se acercaba al centro de Cádiz en pocos minutos, llegando por la avenida 4 de diciembre a la nueva carrera oficial. Un amplio cortejo que de nuevo supo poner la cofradía en la calle y que denota el tirón que tiene la corporación.

  3. Cigarreras

    La cofradía de Santo Domingo vivió un nuevo Miércoles Santo espléndido. Esta hermandad, como la de Las Aguas, tiene ese carácter gremial que desemboca en una notable devoción. Cigarreras mantiene en cierta forma como símbolo su vinculación tabaquera de ahí su paso siempre emotivo por la antigua fábrica de tabacos, hoy Palacio de Congresos. Por la mañana en el templo dominico se había celebrado la eucaristía, presidida por el prior y director espitirual, Pascual Saturio, en la que se habían reunido numerosos hermanos. Ya por la tarde, una hora antes de la salida, los penitentes formaban como es habitual en el patio interior del convento. Sonaban las campanas del templo. Más de doscientos capirotes puso en la calle Cigarreras.

    En la iglesia se ultimaron los detalles. Los dos pasos lucen espectaculares y la emoción que sienten los hermanos al contemplarlos es inevitable. Lágrimas ante Jesús de la Salud porque se pide por todos aquellos que sufren alguna enfermedad, por los que se han ido y por los que están, para que siempre los proteja. Entre los históricos que no falta a su cita con el Señor de Cigarreras se encuentra Francisco Gallego, vicehermano mayor, unido a la hermandad desde hace años ya que su mujer trabajó en la fábrica de tabacos.

    Este 2018 repitió Juan Rey como máximo responsable de la corporación en esta salida procesional. El hermano mayor no puede ocultar su emoción un año más. Rey también es el florista y vestidor de las imágenes. Ha sido un año de mucho trabajo y ahora llega el momento de hacer estación de penitencia. «La verdad es que tengo mucha ilusión, estoy nervioso pero emocionado porque es una responsabilidad muy grande. Aquí trabajamos todos mucho para que esto salga adelante y espero que vaya todo bien», explicaba Juan antes de que se abrieran las puertas del templo. A las seis de la tarde empezaron a salir los penitentes del Cristo con sus capirotes y capas moradas. Con los ciriales ya fuera se inició una maniobra compleja por las dimensiones del paso. El capataz José David Martín se dirigió a los suyos y les daba indicaciones medidas y precisas. Poco a poco el paso salió a la calles entre los aplausos del público que se había concentrado alrededor del templo de Santo Domingo. Máxima expectación y entre los que siguieron esta salida estaba el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, que hace unos años salió con la cuadrilla. «Me gusta venir a acompañarles y vivir este momento tan emocionante. Ya es una tradición y se convierte en devoción porque lo que sentí deja arraigo y amistades, así que vengo y veo salir el paso y así combino la Semana Santa de Cádiz con la de Sevilla, cada una en su estilo», reconocía el dirigente del equipo amarillo.

    Visita de Dastis

    Pero en Santo Domingo este Miércoles Santo se recibía también la notable visita del ministro de asuntos exteriores, Alfonso Dastis, que estuvo en la ciudad para impulsar la Semana Santa gaditana. Junto al ministro estaban Teófila Martínez, Juanjo Ortiz, Ignacio Romaní y con ellos el presidente del Consejo de Hermandades, Juan Carlos Jurado y los vicepresidentes Paco Muriel e Idelfonso Herrera. El hermano mayor de Cigarreras, Juan Rey, le explicó a Dastis los detalles de la hermandad y le enseñó ambos pasos mientras que el guardián del convento Pascual Saturio le mostró la Patrona y la Galeona y también le contó algunas cosas del templo dominico. Dastis se mostró sorprendido por todo lo que veía. El propio ministro comentaba que “me he quedado boquiabierto por la belleza de las imágenes y por todo. No conocía esta Semana Santa y estoy encantado con poder disfrutar esta oportunidad”. Dastis también estuvo con la hermandad del Caminito y en la Catedral gaditana.

    Con el paso fuera fue precisamente el ministro quien dio la primera levantá y desde debajo del paso se escuchó «a repartir Salud por Cádiz». Entonces el Señor de Cigarreras, adornado con rosas rojas, avanzó entre otras marchas con los sones de Gran Poder en tu Merced interpretada por la Agrupación Musical Sagrada Cena. Poco después empezaron a salir las secciones de la Virgen de la Esperanza con sus capirotes y capas de color verde como el manto y el palio de esta bella Imagen de Luis Álvarez Duarte. Formaban parte de este cortejo como es tradicional mujeres vestidas con mantillas que acompañaron a la Esperanza exornada con rosas, orquídeas y anturrino. El interés aumentó cuando el palio verde se aproximó a la salida. El paso salió a ruedas. En el varal, el luto, con la silueta de un pescaíto en recuerdo de Gabriel y todos los niños del mundo fallecidos por las guerras y la violencia. Tras los últimos detalles el capataz José Cortés, al frente del palio habló a los suyos. La pregonera de la Virgen del año pasado dio la primera levantá por todas las mujeres y así la Virgen empezaba con elegancia su caminar rumbo a compás de Santo Domingo y a Plocia con la marcha Esperanza Cigarrera.

  4. Caminito

    La pequeña capilla de la calle Isabel la Católica es un constante ir y venir en Miércoles Santo. Es el día de una de las Imágenes más veneradas en Cádiz, la de la Virgen de las Angustias de una hermandad del Caminito que destaca por la rigurosidad y sobriedad en su salida procesional. La junta de gobierno de la corporación recibió la visita de numerosos hermanos que quisieron contemplar a la Titular.

    La Virgen de las Angustias volvió a deslumbrar en su paso. En esta ocasión no hubo estrenos pero es que en los últimos tiempos la corporación se centró en primer lugar en la restauración del grupo escultórico que realizaron en Pilar Morillo y Álvaro Domínguez y además de eso hace un par de años estrenaba el plateado de los cuatro candelabros de sus andas. Actualmente la hermandad está centrada en la necesaria rehabilitación de la capilla.

    Especialmente espectacular resultó una vez más el exorno floral con un monte de rosas de ecuador, lirios, siempre vivas y anturium. Todo en tonos morados y rosas. La salida de esta hermandad fue diferente a las demás ya que como pasa cada año el paso se termina de preparar en la calle debido a las reducidas dimensiones del acogedor templo.

    En comparación con los otros pasos de la tarde estas andas son pequeñas. Media hora antes del inicio de la estación de penitencia se empieza a trabajar en esta tarea en plena calle. La corona, parte de la cruz, parte del pollero, respiraderos y candelabros se colocaron en el exterior de la capilla de las Angustias, en la calle Isabel la Católica antes de empezar su recorrido y ante la mirada atenta de numerosos fieles que quisieron acercarse para contemplar esta maniobra. Una vez terminada toda la labor el veterano capataz José Luis Pájaro cedió el martillo al ministro Alfonso Dastis para que este ordenó a los suyos que empezaran a caminar hasta dar el encuentro al cortejo que se había preparado en la capilla del Rebaño de María en Costa Rica. Silencio y mucho respeto en las calles ante esta hermandad de negro.

    Unos 240 hermanos acompañaron este Miércoles Santo a la Virgen de las Angustias por las calles de Cádiz. Muy numerosa fue también la penitencia que ha estado en torno a unas 200 personas. La capilla musical Nuestra Señora de las Angustias de Sevilla acompañó a la imagen e interpretó en primer lugar la pieza Anima Christi.

    La cofradía dio a conocer también este Miércoles el tradicional premio Penitente de Plata en su XXII edición que recae en Juan Carlos Gomez Zumaquerro y Agustín Collantes González, propietarios del establecimiento La Tienda Honda por su constante apoyo.