Viajar

Ferrocarril transiberiano: 9.600 kilómetros unidos por una sola vía

Moscú y Vladivostok se encuentran conectadas por el ferrocarril transiberiano desde hace 100 años

Ferrocarril transiberiano: 9.600 kilómetros unidos por una sola vía
ABC.es - @abc_es - Actualizado: Guardado en:

El ferrocarril transiberiano ya es centenario. El tren que une las ciudades de Moscú y Vladivostok, distanciadas por 9.600 kilómetros, ha cumplido un siglo de existencia y continúa siendo uno de los trayectos más emocionantes escogidos por los viajeros.

Siete días de viaje para atravesar siete franjas horarias diferentes. Así es el ferrocarril transiberiano que atraviesa la descomunal Rusia. Moscú, Nizhny Nóvgorod, Perm, Ekaterimburgo, Omsk, Novosibirsk, Krasnoyarsk, Irkutsk, Ulán-Udé, Chitá, Jabárovsk y Vladivistok son sus paradas. Ocho horas de avión o siete días de tren y de experiencias y paisajes inolvidables.

El origen del ferrocarril transiberiano fue ofrecer una solución al problema del aislamiento que sufría Siberia, lejos y casi incomunicada con el resto del país. Sus únicas vías de conexión eran los ríos, pero se mantenían helados durante casi la totalidad del año, por lo que eran más que insuficientes.

La construcción necesitó cerca de 40 millones de euros (de hace cien años), aunque el presupuesto inicial era de la tercera parte. Trabajaron en las obras miles de personas y muchas de ellas perdieron la vida. Se tenían que enfrentar a las enfermedades de la época, aparte del intenso frío que acecha Siberia.

El primer tren partió de Moscú el 21 de julio de 1904 y se convirtió en el eje que conectaba la Unión Soviética. Hoy todavía es la vía más larga del mundo, aunque su uso ha quedado ya reducido únicamente al turismo.

Varias opciones

Aunque la ruta tradicional del ferrocarril transiberiano es el que acaba el Vladivostok, lo cierto es que el ramal Transmongoliano, que conecta Rusia con China a través de Mongolia, es uno de los que tiene más adeptos. Los más de 9.000 kilómetros que atraviesan Rusia son llamativos, pero lo es mucho más para los viajeros conocer tres países en vez de uno solo.

Hacer todo el recorrido del tirón en un solo tren lleva entre cinco y siete días, dependiendo de la ruta escogida. Aunque gozaremos de unas increíbles vistas desde nuestro compartimento si no nos apeamos, si hacemos la opción de los tres países, nos perderemos la oportunidad de hacer una parada en el impresionante lago Baikal o pasar unos días en el desierto del Gobi durmiendo en gers, las tiendas de campaña de los mongoles.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios