WhatsApp
WhatsApp - EFE

Europa quiere prohibir «puertas traseras» para vigilar los mensajes de texto de servicios como WhatsApp

Reino Unido pretende eliminar el sistema de cifrado de los servicios de mensajería, de manera selectiva, para investigar a posibles terroristas

MadridActualizado:

La Unión Europea ha dado un paso adelante en el debate sobre la seguridad nacional en pro de la privacidad de los usuarios y quiere prohibir que las autoridades puedan accedan a los mensajes de texto de aplicaciones como WhatsApp para mantener vigilados a posibles terroristas.

El Parlamento Europeo quiere impedir así las «puertas traseras» de la encriptación de los mensajes de texto, que aprovechan las claves de extremo a extremo como sistema de protección de datos. Una línea muy contraria a la de Reino Unido, quien pretende eliminar este sistema, de manera selectiva, para procesos de investigación judicial.

La secretaria de Estado de Reino Unido Amber Rudd, comentó durante una entrevista con la «BBC» que necesitan «asegurarse que las organizaciones como WhatsApp y Telegram no proveen a los terroristas de una sitio secreto para comunicarse. Tienen que reconocer su responsabilidad y unirse al Gobierno, la ley y las fuerzas del orden cuando existe una situación de terrorismo».

Entre las medidas clave del gobierno de Theresa May se encuentras algunas como obligar a las empresas de servicios de internet y de comunicaciones a conservar los historiales de navegación de los clientes durante un año, recopilar en masa datos de comunicaciones, hackear los dispositivos de los sospechosos o dar la facultad a los magistrados de autorizar la vigilancia intrusiva.

La polémica radica, como apunta «The Telegraph», en que los defensores de la privacidad ven esta medida como un despunte del poder de vigilancia de un Gobierno. Además algunos expertos consultados por el diario británico apuntan a que el almacenamiento desmesurado de datos desencadena que se más dificil la detección de incidencias para los analistas de inteligencia.

La Unión Europea, en contra, quiere hacer una modificación en la legislación actual para garantizar la confidencialidad y la seguridad de los servicios informáticos, puesto que dichas «puertas traseras» debilitan la seguridad de los dispositivos. Esta propuesta, aún tiene que ser aprobada en el Parlamento.

Además de prohibir las puertas traseras en la encriptación, los eurodiputados también proponen obligar a los proveedores de comunicaciones electrónicas que actualmente no cifran los servicios de mensajería a hacerlo.