BALANCE TRIMESTRAL

Descienden por primera vez las ventas de «smartwatches» lastrado por la caída de Apple Watch

El reloj inteligente de la firma norteamericana registra una reducción del 55% en el segundo trimestre del año a pesar de liderar este mercado

Apple Watch, la irrupción de Apple en la tecnología «wearable»
Apple Watch, la irrupción de Apple en la tecnología «wearable» - ARCHIVO

Todo lo que sube, baja en algún momento determinado. Tras un explosivo debut en el mercado, que situó rápidamente a Apple en la cresta de la ola de una nueva e incipiente categoría tecnológica, la de los relojes inteligentes, la situación de este tipo de dispositivos es más bien difusa. Por primera vez las ventas se han reducido y preocupa su despegue en el futuro.

El golpe ha sido duro. La verdad. Se habían depositado grandes esperanzas sobre un concepto de tecnología de consumo abierto a múltiples posibilidades, pero su adopción por parte de los consumidores ha sido menor de la esperada. Según los datos de la firma de análisis de mercado International Data Corporation (IDC), el mercado de los llamados «smartwatches» ha registrado un descenso del 32%, lastrado por la la caída del Apple Watch, el dispositivo «wearable» de la firma de Cupertino, que se ha reducido un 55.5% en el segundo trimestre del año hasta un total de 1.6 millones de unidades. Es el único de los cinco principales fabricantes en experimentar un retroceso anual.

Las ventas globales se han situado en unos 3.5 millones de unidades en este periodo en comparación con los 5.1 millones registrados hace un año cuando coincidiendo con el debut de la firma norteamericana en esta emergente tecnología y que ha sacado una gran tajada sobre la personalización de las correas. Los expertos creen que la escasa reducción del precio y su falta de renovación (se habla de un nuevo Apple Watch para septiembre coincidiendo con la llegada del próximo iPhone) desde su aparición ha pasado factura a las ventas del dispositivo.

A pesar de este retroceso, Apple continúa al frente del mercado de los relojes inteligentes, pero su cuota de mercado disminuyó hasta el 47% en el segundo trimestre de 2015 frente al 72% correspondiente al mismo periodo del año precedente. Por detrás se encuentra Samsung, que se sitúa como la segunda marca que más «smartwatches» ha vendido entre los meses de abril y junio, con una cuota de mercado del 16%, por delante de Lenovo (9%), LG Electronics (8%) y Garmin (4%).

Grades subidas de Lenovo y Samsung

En este sentido, las firmas que experimentaron un mayor crecimiento de ventas en el segundo trimestre de 2015 han sido Lenovo (aumento en torno al 75%), Samsung (crecimiento alrededor de 51%), LG Electronics (una subida del 26%) y Garmin (un 25% más). Llama especialmente la atención la escasa o casi nula presencia de marcas tradicionales del sector de la relojería entre los principales proveedores a pesar del intento de algunas propuestas de aunar diseño y tecnología sobre un mismo aparato, tales como Tag Heuer, Fosil o Casio. En el caso de Samsung, su reloj esférico Gear S2 ha vendido unos 600.000 unidades en comparación con los 400.000 del pasado año, mientras que el modelo Moto 360, fruto de la alianza Motorola-Lenovo, ha dado buenos resultados.

«Hasta la fecha, únicamente un pequeño puñado de marcas relojeras tradicionales han entrado en el mercado del smartwatch colocándose muy por detrás de marcas de la esfera de la tecnología», señala en un comunicado Ramón Llamas, gerente de investigación de IDC, quien considera que en los próximos años este tipo de marcas aumentarán su participación en estos dispositivos para aportar, a su juicio, «algunas de las cualidades más importantes como el diseño, ajuste y funcionalidad.

Apple, de esta forma, se enfrenta a los mismos retos que otros fabricantes de equipos originales, pero la exposición de su dispositivo a pesar de la limitada disponibilidad (solo se puede utilizar con un iPhone) le otorga una gran ventaja sobre la competencia. La renovación del software, WatchOS 3.0., disponible desde septiembre, podría impulsar una nueva ola de compradores.

«Los consumidores han aplazado la compra de un reloj inteligente desde principios de este año a la espera de una actualización de hardware y no se espera que las mejoras de WatchOS calen efectivamente en las ventas de Apple Watch», explica en un comunicado Jitesh Ubrani, analista de IDC. «Apple todavía mantiene una ventaja significativa en el mercado y por desgracia un descenso de Apple conduce a una disminución en la totalidad del mercado. Todo vendedor se enfrenta a retos similares relacionados con la moda y la funcionalidad y, aunque esperamos mejoras en los próximos años, el crecimiento para el resto del año será similar», añade.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios