Top

12ª edición

Proyectos educativos hechos con mucha maestría

Tres centros de Madrid, Granada y Ávila se llevan los premios a la Acción Magistral de 2016 por la motivación de los alumnos para luchar por la inclusión social, la accesibilidad y la responsabilidad

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
Navegue usando los números

La Reina entrega los premios a la Acción Magistral 2016

Imagen de la Reina con los ganadores de los Premios en 2015, durante la recepción en La Zarzuela- ABC

La Reina Letizia es la encargada este viernes de hacer entrega de los galardones del Premio a la Acción Magistral 2016 a tres proyectos educativos de docentes de Madrid, Granada y Ávila.

En tres categorías diferentes, el premio, organizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), la Comisión Nacional Española de Cooperación con la Unesco y BBVA, ha recaído en sendos proyectos educativos «Capacitados», «Redes inclusivas» y «Renacer», presentados respectivamente por docentes del Colegio Atalaya (Atarfe, Granada), Instituto Profesor Julio Pérez (Rivas Vaciamadrid, Comunidad de Madrid) y el Instituto Valle del Tiétar (Arenas de San Pedro, Ávila), junto con seis centros educativos más.

Además, han sido reconocidas con menciones de honor tres iniciativas de docentes del Colegio Miralvalle (Plasencia, Cáceres), Colegio Menesiano (Santo Domingo de la Calzada, La Rioja) y el Instituto Reyes Católicos (Ejea de los Caballeros, Zaragoza), de forma conjunta con el Instituto Miguel Catalán (Zaragoza).

Junto a la Reina, hacen entrega del galardón el presidente de la FAD, Ignacio Bayón, y el presidente de BBVA, Francisco González.

ABC ha hablado con los autores representantes de los tres proyectos distinguidos por su maestría, que han explicado las líneas por las que discurren sus pedagógicos proyectos. Son los siguientes:

Premio Capacitados 2016: «Nuestros alumnos están concienciados de que son capaces de cambiar su entorno»

José Alberto Martín Sánchez responde desde Estonia. Junto a su compañera Esther Diánez, coordinadora junto a él del proyecto Capacitados en el centro educativo CEIP Atalaya (de Atarfe, en Granada), viajarán este viernes 29 de septiembre a Madrid para recibir el galardón. Se harán acompañar de parte del alumnado que ha intervenido como protagonista directo de la iniciativa premiada.

El blog del maestro Alberto, donde el educador se define como «un formador en formación»
El blog del maestro Alberto, donde el educador se define como «un formador en formación»- EL BLOG DEL MAESTRO ALBERTO

¿En qué consiste? En «El blog del maestro Alberto», el educador, tutor de un curso de Sexto de Primaria, relata las iniciativas que van poniendo en marcha para motivar a los alumnos. Cada estudiante pone el máximo interés en cada una de ellas, a sabiendas de que están plenamente expuestos. No en vano, en la propia bitácora su profesor ya anima al internauta a que comente y evalúe el trabajo de sus «alumnos y alumnas que se lanzan a la Red».

La localidad de Atarfe (de menos de 16.000 habitantes) se vuelca con el alumnado cuando éste batalla contra la exclusión social. Porque la particularidad de esta iniciativa ganadora es que los estudiantes y los docentes, así como las familias de los mismos, salen extramuros. Llevan sus objetivos de inclusión y accesibilidad más allá de los límites de la escuela. Como indica el también profesor de Educación Física, «los chavales salen a medir los bordillos si hace falta para trasladar su interés por hacer más accesible su entorno, su colegio, su mundo». «Los alumnos de Atarfe están concienciados de que son capaces de cambiarlo», sobre todo, en los aspectos en los que éste no funciona como debería. Y mejorarlo, por ende.

Miden la accesibilidad en el pueblo

«Los chavales van más allá de las normas urbanísticas. Han salido a los pabellones deportivos a medir cómo los ganchos para colgar las mochilas y la ropa están colocados a demasiada altura; y han llegado a presionar a la Comisión de Accesibilidad del Ayuntamiento para que en el pueblo haya un columpio adaptado», se explaya orgulloso.

«Los estudiantes han conseguido presionar a la Comisión de Accesibilidad del Ayuntamiento para que haya un columpio adaptado en el municipio»

Todo eso lograron los jóvenes del municipio, aunque como subraya el coordinador del Proyecto Capacitados, «uno de los puntos fuertes» es que no trabajan solos; sino que participan también empresas locales, que hacen posible cada meta que se proponen en el colegio Atalaya. «Nos sentimos arropados, y con mucho apoyo por parte del pueblo. Asimismo, queremos destacar la colaboración de la Fundación Descubre», afirma.

Entre las conquistas alcanzadas, Martín resalta la de dos sillas de ruedas para el colegio: una motorizada y otra sin motorizar. Y, como anécdota, detalla que cuando la silla llegó al colegio, los alumnos la miraban con cara de pesar. Así que padres, docentes y jóvenes remaron juntos para adaptarla con las «necesidades» que iban formulando los niños: «Una cámara trasera, reposamóviles y portatablet, tapicería idónea para niños...», recuerda. Cuando se interpela a Martín por el secreto del éxito de su «método», alude a la tecnología y a la visibilidad que ésta proporciona a cualquiera de sus actividades.

«Los niños están muy motivados y es una lección muy positiva para su aprendizaje. El fundamento pedagógico de nuestro proyecto es que todas las actividades se hacen visibles y nuestros alumnos se han esforzado muchísimo, así que consideramos que recibir el premio de manos de la Reina es una alegría tremenda y un reconocimiento mayúsculo», completa a este periódico el docente, Premio Acción Magistral de 2016.

Premio Redes Inclusivas 2016: «Todos los centros tienen la misma problemática. La clave es no taparla»

Los alumnos del IES Profesor Julio Pérez, durante un taller vocacional- IES PROFESOR JULIO PÉREZ

En la categoría B, el premio Redes Inclusivas ha viajado hasta elInstituto de Secundaria Profesor Julio Pérez, uno de los cinco públicos que hay en el municipio madrileño de Rivas-Vaciamadrid. Desde el colegio atiende a ABC su director, Juan Carlos Hervás Hernando, muñidor de este galardón, cuya dotación económica se empleará, colige, en más iniciativas pedagógicas para su alumnado, integrado por 880 chavales.

«El proyecto lo diseñé yo -clama orgulloso-, pero está relacionado con el trabajo que se hace día a día en el centro por parte de todos» aquellos que ponen su granito de arena en educar en valores y en integración.

La iniciativa de desarrollo personal que ha resultado victoriosa este año surgió una vez cumplidos los diez años de vida del instituto. La idea es formar a gente en la inclusión social y, para hacerlo, no hay mejor forma que incluir: así que ni corto ni perezoso los docentes invitaron a antiguos alumnos, vecinos de Rivas y padres a formar parte de las lecciones de los chavales. Estos asisten a clase y otorgan a los jóvenes una enseñanza práctica de aquello que están aprendiendo, en esos momentos, dentro del currículo académico ordinario.

También se instiga a los chavales a que se encarguen de programas de voluntariado.

Equipo de convivencia y mediación

Entre las medidas más exitosas dispuestas en el centro sobresale el equipo de convivencia para los estudiantes que están más apartados o en dinámicas menos inclusivas. Se les ofrece una solución, y a través del equipo de mediadores, también se avienen a solventar pequeños conflictos surgidos en el centro.

«Actuamos a nivel preventivo, con una educación en valores y tenemos un observatorio de la convivencia entre los estudiantes»

Preguntamos a su director por esos litigios entre los jóvenes, de los que no se libra, coteja, ningún centro. «Nosotros partimos de la idea de que el acoso escolar, el ciberbullying y los problemas derivados del uso de las redes sociales suponen una problemática que existe en mayor o menor grado, así que optamos por no taparla y aminorarla. La sacamos a flote e intentamos gestionarla bien. Nuestra estructura sirve a nivel preventivo, porque actúas en la educación en valores», desgrana Hervás. También explica que los mediadores llevan a cabo hasta un control de los grupos de WhatsApp en las aulas para saber darles un uso positivo de las nuevas herramientas.

¿Hay una edad especialmente vulnerable? «Sí, sin duda», es la respuesta. El director apunta que esa edad está entre 2º y 3º de la ESO, aunque varía por sexo (un poco antes en las chicas, en ellos algo más tarde).

«El premio -aduce- es un orgullo tremendo, porque se reconoce un trabajo que hay detrás durante muchos años y supone visibilizar lo que se hace bien en el centro».

Premio Renacer 2016: «Los estudiantes son los guías y los espectadores de lo que hacen»

Renace el IES Valle del Tiétar, en Ávila, al son del premio de esta categoría de la duodécima edición de los Premios Acción Magistral. Juan José Hernández de la Torre es el encargado de poner voz a la experiencia puesta en marcha en el instituto hace cuatro años. Explica que se trabaja de forma coordinada desde diferentes disciplinas, se conecta a chicos de edades y centros educativos distintos y dispersos por toda la comarca abulense que se dibuja en torno a Arenas de San Pedro. También se trata, en suma, de conectarles con la sociedad que les rodea. Así que cada cierto tiempo se aborda un asunto de rabiosa actualidad. Por ejemplo, cuenta Hernández, los temas peliagudos que azotan al mundo, como la crisis económica, las guerras, la crisis de los refugiados y de la inmigración, el deterioro de la naturaleza y la disminución de la biodiversidad... El etcétera sería tan largo como se quiera.

«Se intenta conectar a los chavales con la sociedad que les rodea» a través de asuntos de rabiosa actualidad

«Trabajamos desde diferentes ámbitos -detalla Hernández, profesor de Matemáticas- y cada alumno lo enfoca de una manera particular. Las diferentes facetas se reúnen en una exposición final, hacia el mes de mayo. Lo curioso es que los estudiantes son los propios guías de la exposición, de lo que hacen, cuando nos visitan desde otros centros educativos (en total, son siete) y al mismo tiempo son también los espectadores». Les presiona saberse expuestos y examinados, pero revierten esa sensación en una motivación adicional. Muchos de ellos han mejorado cualitativamente su capacidad de expresión, destaca el profesor.

La educación, tarea compartida

Sobre la comunidad educativa se vuelca siempre más responsabilidad de la que se asume en el hogar. De hecho, en palabras de varios de los maestros homenajeados como Hernández, «se delega demasiado» en los docentes, cuando «la educación debe ser una tarea compartida por todos los sectores». En algunos casos, incluso, «los padres no aprecian la responsabilidad que tienen», acentúa este educador.

En el colegio abulense hay unos 350 alumnos contentos por el premio, pero tal vez sea el cuerpo docente el que más satisfecho acoge el reconocimiento, según se desprende de la conversación con Hernández. «El Premio Acción Magistral 2016 es, sin duda, un espaldarazo importante para el proyecto y para los profesores que durante años le han dedicado muchas más horas de su calendario lectivo. Sin duda, es un incentivo», acaba.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios