Sociedad

La Biblia del siglo XXI llega al smartphone y la tableta

Accesible en todas las plataformas, la Biblia de la Universidad de Navarra está disponible en versión española y latinoamericana

En papel esta Biblia supone cinco volúmenes de más de mil páginas cada uno, pero en su versión digital apenas ocupa 6,6 Mb
En papel esta Biblia supone cinco volúmenes de más de mil páginas cada uno, pero en su versión digital apenas ocupa 6,6 Mb - ABC
Erika Montañés/ / L. Daniele Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Biblia lleva muchos siglos en el top ten de los libros más vendidos. Nadie ha logrado mantenerse tan alto durante tanto tiempo. Solo algunas obras literarias recientes como «El Señor de los Anillos» ha conseguido subir al podio de los best-sellers pero solo por algunos años. Además las Sagradas Escrituras son el libro más traducido del mundo, al poder leerse en más de 450 lenguas en su versión completa y en 2.400 idiomas si la traducción es solo de algunos de sus textos.

El propio Papa Francisco recuerda con frecuencia la necesidad de tener la Palabra de Dios siempre al alcance de la mano: en la cartera, en el bolsillo... Y ahora gracias a una iniciativa de la Universidad de Navarra también está disponible en la tableta y en el móvil.

Las Sagradas Escrituras que ahora llegan a soporte digital comenzaron a traducirse por una docena de profesores de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra en 1971 de los textos originales hebreos, arameos y griegos. La iniciativa surgió del entonces Gran Canciller, san Josemaría Escrivá con la intención de fortalecer la formación doctrinal del mayor número de personas.

La edición cuenta con abundantes notas, un lenguaje elegante y un castellano accesible

La edición que llevó más de 30 años de trabajo y que fue publicada por Eunsa entre 1997 y 2004 cuenta con abundantes notas, un «lenguaje elegante» y un «castellano accesible», explica a ABC el decano de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, Juan Chapa, quien recuerda que la digitalización de esta Biblia «hace realidad la versión de bolsillo de la denominada Biblia de la Universidad de Navarra». En papel esta edición supone cinco volúmenes de más de mil páginas cada uno que se traducen en apenas 6 y 7 megabytes (Mb) en su versión digital.

Guillermo Sanz es el ingeniero en cuyas manos se han transformado estos 72 libros en menos de 10 Mb de espacio. «Era un reto diseñar y realizar este libro electrónico. Porque se trata de un libro no de una aplicación, ya que cuenta con un índice y sus anexos», comenta Sanz, que aprecia también el ahorro que supone esta versión digital, puesto que el precio total de los cinco volúmenes en edición impresa alcanzaba unos 240 euros. La edición digital, en cambio, se puede adquirir a través de iBooks de Apple, en Amazon Kindle y en Google Play Books por 2,99 euros. Además «permite tener gran facilidad de lectura y no tener que cargar con los cinco volúmenes de 6.600 páginas».

Versión de bolsillo «digital»

Además del valor de la traducción y el «diseño sobrio», destaca en esta edición digital las notas y comentarios a pie de página, comentarios históricos que sirven para profundizar en la lectura que hace del texto la tradición de la Iglesia. En un sentido práctico, Chapa subraya que la Biblia de bolsillo«no es para expertos, es una edición comentada pensando en una amplia, la máxima, cantidad de público».

El Pontífice aprecia como importante «leer la palabra de Dios, por todos los medios, y recibirla con el corazón abierto» y, según sus responsables, la necesidad de adaptar la Biblia a todos los públicos era una urgencia que pedían los tiempos, a sabiendas de que «según las encuestas, ocho de cada diez jóvenes utilizan su smartphone para leer».

Esta realidad ha empujado a este ingeniero a tener en cuenta que el libro electrónico fuese de fácil y rápida navegación. «El archivo epub pesa 6,6 Mb, con la imagen de cubierta y cuatro mapas incluidos, y se ha troceado bien, para que los aparatos más antiguos no se atasquen», dice Sanz. Además, ha conseguido que en una tableta «se vea y le lea de cine».

«Adaptar la Biblia a todos los públicos era una urgencia que pedían los tiempos a sabiendas de que ocho de cada diez jóvenes utilizan su smartphone para leer» Guillermo Sanz

El ingeniero del proyecto tuvo muy en cuenta el uso que iba a tener un libro como la Biblia, el más vendido y comentado del mundo y que «rara vez se lee seguido de principio a fin». «No es como leer una novela o un ensayo. Se consulta para el estudio, para la meditación, y frecuentemente solo para encontrar un pasaje determinado». Además, en ese hábito de lectura analizado, Sanz tuvo en cuenta que «muchas veces el lector dará saltos. Es decir, puede buscar Mateo, 22, y quiere encontrarlo con rapidez. Luego quiere ir a Lucas, 10... así que debe ser muy sencillo elegir libro y capítulo, leer las notas, volver al índice, incluso poder leer varias introducciones seguidas en ámbitos académicos, etc».

Novedad editorial

Por si fuese poco, Guillermo Sanz especifica que «también se enlaza desde el texto con el glosario de términos poco conocidos, como pueden ser medidas antiguas de longitud, peso, las monedas de la época, el calendario judío...». No en vano, uno de los valores que se ponen al alza esta Biblia son los 38.744 enlaces internos que contiene.

Asimismo, hace hincapié en el valor de la edición latinoamericana, por ser una «novedad editorial» y por «el elevado número de lectores hispanohablantes de la edición impresa en castellano, tanto en América Latina como en Estados Unidos, donde, además, la edición inglesa conocida como The Navarre Bible ha tenido una gran difusión».

Esta edición digital de la Biblia pesa 6,6 Mb y se ha troceado bien para que los aparatos más antiguos no se atasquen

«Llegaremos a un público muy amplio», se satisface el profesor Chapa, y en América Latina es una demanda de hace tiempo, donde mucha gente no tenía acceso a los volúmenes en papel. «El texto de la Biblia sigue vigente en todos los sentidos -añade Chapa- y ahora cumpliremos el deseo del Papa, que siempre dice que su libro favorito es la Biblia que lleva vieja y desgastada en el bolsillo». «Como apremia Umberto Eco, no se entiende por qué se explica a los chavales en los colegios quiénes son los héroes de la Odisea de Homero, y no conocen, ni se les dice nada de Moisés, como protagonistas de un libro esencial para entender la historia del mundo». Abierto a todas las culturas, a todas las creencias religiosas y, desde ahora, mucho más accesible.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios