Actualidad

La Junta negocia con el Ayuntamiento la venta del edificio de la Plaza Nueva

Es la antigua sede de la Consejería de Gobernación que tiene más de ocho mil metros cuadrados de oficinas. Se negocia por unos 14 millones de euros

Entrada al edificio de la Junta en la Plaza Nueva, la antigua sede de Gobernación
Entrada al edificio de la Junta en la Plaza Nueva, la antigua sede de Gobernación - J.M. Serrano
Stella Benot Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Llevan meses de conversaciones y hay buena disposición por ambas partes, pero el acuerdo todavía no se ha materializado por diferencias económicas. La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla están negociando la compraventa del edificio de la Plaza Nueva donde se situaba la antigua Consejería de Gobernación que pasó a ser la vicepresidencia de la Junta tras el pacto entre el PSOE e IU.

Se trata del edificio blanco situado entre las calles Barcelona y Gerona, en la fachada que está a la izquierda de la Casa Consistorial. Está construido en un solar que tiene 1.165,72 metros cuadrados y cuenta con seis plantas sobre rasante y otras cuatro bajo rasante. En total, 8.382,48 metros cuadros de oficina en pleno centro de Sevilla. Tiene, además, un sobreático con 86 metros cuadrados y una terraza que da a la Plaza Nueva.

En las cuatro plantas bajo rasante hay un aparcamiento, además de almacenes, archivos y cuartos de instalaciones y tiene un acceso por la calle Zaragoza para el aparcamiento subterráneo. El edificio tiene una planta irregular, ya que la Junta compró la casa que estaba situada en la esquina de las calles Zaragoza y Barcelona y realizó importantes obras de ampliación de la parte principal que terminaron en el año 2007.

Las negociaciones entre la Junta y el Ayuntamiento se llevan con total discreción, sobre todo teniendo en cuenta que las arcas municipales tendrían que hacer un importante esfuerzo económico para quedarse con la propiedad del edificio. La Junta pide unos 14 millones de euros por la venta, si bien está en disposición de llegar a algún tipo de acuerdo para que el dinero se pudiese ir abonando progresivamente al tratarse de otra administración pública.

Las buenas relaciones que mantiene el alcalde, Juan Espadas, con la presidencia de la Junta de Andalucía están allanando el camino, aunque la administración es cautelosa porque hay otras sedes en similares condiciones repartidas por Andalucía y no quiere sentar un precedente negativo.

No es la primera vez que la administración andaluza intenta vender este edificio para hacer caja y lograr tesorería, si bien hasta ahora no ha encontrado un comprador que satisfaga sus expectativas económicas, ya que la administración pretende sacar beneficio económico de un edificio que tiene casi sin uso. De hecho, intentó venderlo a un negocio hostelero pero la operación no tuvo éxito. También se intentó un alquiler sólo de la planta baja pero tampoco llegó a buen puerto.

Hay que tener en cuenta que el edificio está prácticamente vacío, con servicios auxiliares y con total ausencia de altos cargos de la administración. En esta Legislatura, la vicepresidencia se ha trasladado al Palacio de San Telmo y en el enorme edificio de la céntrica plaza sevillana hay muchos espacios libres. A esta falta de uso hay que añadir la entrada en funcionamiento del edificio Picasso junto a Santa Justa, a donde la administración andaluza ha trasladado varias dependencias, por lo que ahora le sobra espacio en la ciudad.

El Ayuntamiento está, sin embargo, en una situación contraria. Busca dependencias administrativas en propiedad después de la venta del edificio de la Encarnación, para tratar de unificar los servicios y, sobre todo, para reducir alquileres. Y la Plaza Nueva es un emplazamiento perfecto para cubrir este tipo de necesidades, ya que le permitiría una optimización de los recursos y una mayor accesibilidad para los sevillanos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios