TRIBUNALES

El acusado del atropello mortal de Marchena dijo «con chulería» a la Guardia Civil que «lo volvería a hacer»

Peritos de la Guardia Civil afirman en el juicio que el presunto autor del crimen «se jactaba de lo que había hecho»

El juez responsable del juicio por el atropello mortal de un joven en la localidad sevillana de Marchena
El juez responsable del juicio por el atropello mortal de un joven en la localidad sevillana de Marchena - J. M. SERRANO

A.L.G., el joven de 19 años que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Sevilla acusado de matar a un vecino de Marchena en febrero de 2015 atropellándole varias veces con un coche, «se jactó de lo que había hecho y dijo que lo volvería a hacer», según han testificado este miércoles dos peritos de la Guardia Civil en cuanto a los momentos posteriores a la detención de este individuo. Según han asegurado, A.L.G. presumió «en varias ocasiones» de lo que había hecho.

La tercera sesión de este juicio con jurado popular ha arrancado con el testimonio de los peritos de la Guardia Civil que realizaron el reportaje fotográfico del lugar de los hechos e inspeccionaron el vehículo con el que se produjo el atropello. Después de que A.L.G. alegase el lunes que en el momento de los hechos «iba ciego perdido» de alcohol y de drogas, los peritos de la Guardia Civil han explicado que tras la detención del joven, en el momento de hacerle la «reseña», es decir «12 o 14 horas después» de los acontecimientos como tal, el mismo «se jactaba de lo que había hecho y decía que lo volvería a hacer».

Con «euforia y chulería»

«Lo dijo en varias ocasiones», han asegurado los peritos, según los cuales el joven habría presumido del atropello de la víctima mortal de los hechos, Francisco Javier, en «actitud chulesca» y mostrando incluso «un poco de euforia». En paralelo, han reiterado que en el momento de su «reseña» policial, el acusado no daba muestras apreciables de estar bajo la influencia de ninguna sustancia.

Mientras la defensa del acusado alega que el joven está en tratamiento por «brotes psicóticos» desde los once años de edad, los peritos de la Guardia Civil han explicado también que el coche de la madre de A.L.G., el vehículo usado para los hechos, presentaba «proyecciones de sangre» en el parachoques delantero y los bajos de la parte frontal del mismo, así como vestigios de un intento de limpiar el vehículo. No obstante, han precisado que los indicios apuntan a un «mal intento» de limpiar el vehículo, sin lograr ajustar concretamente en qué momento se habría producido tal intento.

La Fiscalía pide 17 años de cárcel

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público solicita para A.L.G. 17 años de cárcel por un presunto delito de asesinato. Además, pide que indemnice con 126.539,17 euros a la esposa del fallecido; con 52.724,46 euros a cada de uno de sus dos hijos menores de edad, y con 10.544,88 euros a los padres de la víctima.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios