VALENCINA

El dolmen de Matarrubilla: paradigma del megalitismo... y de la dejadez

Se cumplen siete años del robo que lo dejó sin iluminación artificial. Desde entonces, no ha sido repuesta

El dolmen Matarrubilla en una imagen de 2006
El dolmen Matarrubilla en una imagen de 2006 - ABC
ABC Valencina - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

El dolmen Matarrubilla, enclavado en Valencina de la Concepción y legado de la primitiva cultura que habitó el sector norte de la cornisa aljarafeña en la Edad del Cobre, cumple este mes de octubre siete años sin iluminación artificial después de que, en 2009, un robo se saldase con la desaparición de los equipos energéticos instalados junto al monumento para dotar de iluminación a su cámara y su galería.

Las hemerotecas reflejan que mediado el mes de octubre de 2009, el dolmen de Matarrubilla, ubicado en Valencina de la Concepción, descubierto en 1917 y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), amaneció despojado de las placas fotovoltaicas y la instalación de electricidad con las que estaba equipado para que su corredor y cámara gozasen de iluminación artificial. En septiembre de 2010, casi un año después, el dolmen de La Pastora, también ubicado en Valencina, corría la misma suerte al desaparecer el equipo de placas fotovoltaicas instalado para la alimentación energética de sus espacios interiores.

Máximos exponentes del megalitismo

Estos dos monumentos megalíticos, máximos exponentes de la cultura del megalitismo en la provincia de Sevilla, reciben anualmente entre 8.000 y 10.000 visitas, muchas de ellas procedentes del extranjero, principalmente de Francia y Alemania, dado el valor histórico y científico de estos dólmenes para la comunidad universitaria e investigadora.

No fue hasta el mes de abril de 2013, cuando el Ayuntamiento de Valencina, gobernado por Antonio Manuel Suárez (PSOE), y la Junta de Andalucía, repusieron el equipamiento robado en el dolmen de la Pastora para dotarlo de nuevo de iluminación artificial. Ya entonces, las autoridades aseguraban que «el siguiente reto» era «abordar la instalación de un nuevo sistema para el suministro eléctrico del dolmen de Matarrubilla».

Pero lo cierto es que a día de hoy, el dolmen de Matarrubilla sigue sin contar con iluminación artificial. Desde la Asociación Cultural Los Dólmenes, constituida en torno al legado patrimonial del sector norte del Aljarafe, señalan a Europa Press que pese a la promesa de aquel mes de abril de 2013, el dolmen de Matarrubilla sigue «exactamente igual» y no ha sido restituida su iluminación artificial.

Los monumentos megalíticos de La Pastora y Matarrubilla corresponden a la Edad del Cobre, están declarados Bien de Interés Cultural y se encuadran en la superficie de 779,16 hectáreas delimitada entre los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán y declarada Zona Arqueológica por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Los dos dólmenes, 'tholos' conformados mediante un corredor o galería que da acceso a una cámara central, constituyen los máximos exponentes del fenómeno humano del megalitismo en la provincia de Sevilla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios