Es noticia:
«Masterchef»

La graciosa reacción de un aspirante de MasterChef al ver a Pablo Alborán

Los aspirantes tuvieron que preparar un menú del chef Dani García al equipo del malagueño

TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como cada domingo, los aspirantes de la sexta edición de «MasterChef» tendrán que demostrar sus dotes culinarias ante toda España. Pero, como no, empezaron por la primera prueba en sus fogones habituales y no fue otra que preparar un plato libre con la ternera como ingrediente principal.

De ahí salió la ganadora de la prueba y alguna que otra broma. «Tenía ganas de probar tu rabo», le dijo Samantha Vallejo-Nágera a Fabio entre risas. Obviamente, se refería al plato que había probado el aspirante. Bromas aparte, fueron los riñones de la vieja de Ketty los seleccionados por el jurado como el mejor plato de la jornada. Como consecuencia, la aspirante fue la jefa de uno de los grupos en la prueba de exteriores. ¿Y el otro? Víctor, el mismo que le señaló la semana pasada cuando él fue elegido como jefe de cocina en la prueba inicial. «Los cuchillos encima de la tabla y ya está», aseguró.

«Tenemos la suerte de ir hoy a a un sitio donde hay una persona que está preparando los detalles de su próxima gira. Una persona que ha vendido más de 12,5 millones de copias de sus tres primeros discos y ha conseguido 45 discos de platino», explicó Eva González. Se trataba de Pablo Alborán. Pero esa no sería la única sorpresa que llevarían los aspirantes de «Masterchef» porque, además, tuvieron que cocinar un menú diseñado por el chef Dani García. Eso sí, les dejaron las recetas. «Son platos de estrella Michellin y es la cuarta semana de programa», comentó Jordi Cruz. Los dos equipos trabajarpn en todas las elaboraciones, ya que irán cambiando de cocinas cada 20 minutos.

Los dos equipos los eligió Ketty. Con ella trabajaron Marta, Marina, Sofía, Toni y Dani; mientras que con Víctor estuvieron Jon, Jorge, Oxana, Ramón y Fabio. Aunque Jorge estuvo un poco distraído con la presencia de uno de sus ídolos. «Estoy temblando», reconoció el granadino, mientras todo el equipo observaba como planeaba darle un abrazo: «Tenemos que ganar la prueba así queda menos raro que le pida un abrazo». Finalmente, los aspirantes servieron a Pablo Alborán, sus músicos, su equipo técnico y algunos miembros de su discográfica un menú diseñado por el chef Dani García; aunque necesitaron la ayuda de los chefs para sacar el servicio adelante. Y, como consecuencia del caos que vimos en la cocina, todos los aspirantes tuvieron que someterse a la prueba final; todos menos tres: Sofía, Dani y Fabio.

Para que superen sus problemas de comunicación, en la prueba de eliminación los delantales negros trabajaron en grupos. Contaron con 60 minutos para hacer un plato libre, pero cocinaron de manera individual y por turnos mientras sus compañeros escuchaban música a todo volumen. Entre ellos no pudieron hablar así que tuvieron que intuir qué plato estaban haciendo solo viendo lo que hay en la cocina. Como os imagináis, el equipo que no superó el reto tendría que enfrentarse a un último cocinado de manera individual.

Y fue el formado por Jorge, Jon y Ramón. Llegaron allí por una serie de catastróficas desdichas. Primero a Jorge, que fue el encargado de seleccionar el plato te iban a cocinar, se olvidó de un ingrediente primordial para hacer una merluza en salsa verde, la harina. Pero es que para rematar la noche, Jon miró el nombre del plato que estaban cocinando; una acción más que prohibida por el jurado.

Una vez en la prueba de eliminación, los tres aspirantes tuvieron que repetir el plato del grupo ganador en 45 minutos. El que peor resuelviera el reto, sería el que dejara su delantal y abandonara las cocinas de «MasterChef». Cuando Jordi Cruz mencionó el nombre de Ramón como expulsado de esta semana, sus compañeros y él propio expulsado comenzaron a llorar. Pero no eran los únicos que estaban disgustados con la expulsión. «Este hombre ha estado seis años para entrar aquí y es un gran aspirante. Pero lo hemos dicho muchas veces: 'un mal cocinado te saca de MasterChef'», dijo Cruz.