Actualidad

Tráiler de «El Guardián Invisible»: la primera película de la «Trilogía del Baztán» llega al cine

El primer libro de la saga de Dolores Redondo, ganadora del Premio Planeta, llegará a nuestras pantallas el 3 de marzo de 2017

ABC.es - abc.es Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

«En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en una circunstancia que lo relaciona con un asesinato ocurrido un mes atrás.» Así comienza «El Guardián Invisible», la película dirigida por Fernando González Molina («Palmeras en la nieve») basada en la primera entrega del fenómeno literario la «Trilogía del Baztán» (Ediciones Destino) de la ganadora del Premio Planeta Dolores Redondo que cuenta con un millón de lectores en España y acaba de publicarse en Estados Unidos.

La cinta narra la investigación de la inspectora Amaia Salazar, que la llevará de vuelta al pueblo de Elizondo, donde ella creció y del que ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las complicadas derivaciones del caso y sus propios fantasmas, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un implacable asesino, en una tierra fértil en supersticiones y brujería.

La película cuenta con un reparto encabezado por Marta Etura («Celda 211» y «El hombre de las mil caras»), Elvira Mínguez («El desconocido» y «Truman») Colin McFarlane («Batman Begins», «El caballero oscuro») y Susi Sánchez («Julieta», «Truman») entre otros muchos.

Aclamada por crítica y público, y publicada en todo el mundo en más de 30 lenguas, la novela El guardián invisible transporta al espectador a un mundo hipnótico y brutal, al que viaja de la mano de Amaia Salazar (Marta Etura), inspectora jefe de Homicidios en la Policía Foral de Navarra. Una mujer dura, valiente, intuitiva, estricta, con una capacidad innata para advertir la maldad humana y, marcada por un trauma de la niñez que guarda en silencio...

Luiso Berdejo («Rec», «Insensibles») ha sido el encargado de adaptar El guardián invisible a la gran pantalla. La película se rodó durante nueve semanas entre Madrid y el Valle del Baztán, en localidades como Lesaka y Elizondo, lugar en el que transcurre la novela en la que está basada la película.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios