La Voz de Cádiz

Una provincia de miles de protagonistas

Los galardonados con la Medalla de la Provincia destacan el hacer colectivo

Actualizado:

Cada 19 de marzo, la provincia celebra su día. Una jornada en la que se saca pecho y se recuerda a quienes más han hecho por ella. Se subrayan sus nombres propios, se les pone en una placa y se les fotografía para los periódicos. Pero rara vez se recuerda a los que han sostenido a los protagonistas del día. Ayer, sin embargo, no pasó eso. Tanto los ocho hombres que recogieron la Medalla de la Provincia como Gisela Pulido (Hija Predilecta de la provincia) como Irene García (presidenta de la Diputación) tuvieron un recuerdo para los cientos de miles de habitantes que conforman Cádiz. Todos eran conscientes de que para que la provincia progrese es necesario el esfuerzo colectivo, la arrimada general de hombro.

En sus discursos de ayer hubo alusiones mínimas a la alegría por la vida de la provincia, a su atractivo turístico y a su vasta historia. Las grandes palabras se las llevaron conceptos como ilusión, trabajo, esperanza y colaboración. Porque la Cádiz de los cruceros y de la Universidad también es la que tiene tres localidades entre las poblaciones con más riesgo de exclusión social. Y la que presenta una cifras de paro escandalosas, como reconoció la presidenta Irene García, que asumió la parte de responsabilidad que tienen los políticos en revertir estas situaciones.

Los empresarios, encarnados en las almadrabas de Conil, en Navantia y en la Cámara de Comercio de Jerez prometieron esfuerzo para generar empleo. Reconocieron los malos momentos que se han vivido pero también abrieron la puerta a la esperanza, que llega en forma de más carga de trabajo para la provincia. Porque sólo rebajando el desempleo se conseguirá dar más dignidad a la provincia, como también indicó García.

No deja de ser significativo que, a la hora de destacar la excelencia de sus funciones, tanto Manuel Ravina –exdirector del archivo provincial de Cádiz– como Sebastián Garzón –de la Unidad de Hematología del Hospital de Jerez– y Javier Benítez –director territorial de RTVA– incidieran en la labor de la gente que no se ve. Los conductores, los ordenanzas, las limpiadoras, el personal de administración, los maquilladores, «los objetores de conciencia que venían a ayudar»... todos ellos están detrás del éxito de las grandes empresas de la provincia. Todos conforman un Cádiz mejor, un Cádiz imprescindible conformado por el esfuerzo de su millón doscientos mil habitantes. Un Cádiz de medalla.