El Apunte

Marear la perdiz con reproches

Endesa y el hotel de Tarifa se pasan la pelota sobre la responsabilidad del suceso que ya ha dejado dos muertos

Actualizado:

Nadie quiere asumir su cuota de responsabilidad en la deflagración del transformador eléctrico que tuvo lugar el pasado sábado en un hotel de Tarifa y que, de momento, ya ha dejado dos muertos y seis heridos muy graves. Tanto Endesa como la dirección de hotel ‘100 x 100 Fun’ se pasan la patata caliente de un triste accidente en el que ayer mismo se tenía conocimiento de la segunda víctima mortal. Parece que será la investigación de la Guardia Civil la que ponga a cada uno en su sitio pero, mientras tanto, siguen las conjeturas y, sobre todo, la ceremonia del reproche.

La compañía eléctrica insiste en que el origen de la deflagración no fue un fallo técnico y aclara que el transformador pasó una revisión hace dos años. La ley, desde luego regula los tiempos de inspección de estas subestaciones eléctricas urbanas y ampara el tiempo transcurrido en el caso de la de Tarifa, sin embargo, cabe preguntarse ahora, una vez ocurrida la tragedia, si la normativa se ha quedado obsoleta y necesita, por tanto, de una actualización. No hay que olvidar que este transformador daba servicio al hotel y también al resto de construcciones aledañas.

Endesa se agarra a unos argumentos que, a su juicio, son irrebatibles. Por su parte, la dirección del hotel asegura no ser responsable en absoluto de dicha instalación ni de su «inspección, seguridad y mantenimiento» que, en su opinión, corresponde «exclusivamente de su propietario, Endesa». Este argumento que defiende la dirección del hotel es, hasta cierto punto, lógico, aunque el establecimiento hotelero, según los sindicatos, tendrá que explicar por qué los trabajadores estaban cenando en un patio trasero junto a un transformador eléctrico.

El hotel señala que «una instalación de este tipo tendría que tener algún elemento de alarma que avisara en caso de cualquier anomalía que pudiera producir una tragedia como la que ha acontecido», por lo que esperan «que las autoridades competentes comprueben el seguimiento que Endesa hacía a este transformador y se depuren responsabilidades para aclarar este fatal accidente que ha afectado al personal y llena de pesar a todos los tarifeños».

El tiempo pasa y los reproches van en aumento. El Ayuntamiento de Tarifa ha optado por la prudencia y espera contar con una versión oficial y autorizada para tomar medidas.