Cartel electoral de Henri Falcón en una calle de Venezuela
Cartel electoral de Henri Falcón en una calle de Venezuela - Afp

VenezuelaHenri Falcón fracasa en la candidatura unitaria contra Maduro que quería formar para las elecciones

El exchavista no logra sumar aliados a favor de su propuesta en las presidenciales del 20 de mayo

Corresponsal en CaracasActualizado:

El exgobernador de Lara, el opositor Henri Falcón, fracasó este jueves en su intento de aglutinar en torno de su candidatura a los demás aspirantes a relevar a Nicolás Maduro en la presidencia de Venezuelael 20 de mayo. El pastor Javier Bertucci anunció su rechazo a la posibilidad de formar alianzas con Falcón.

Aunque Falcón es el favorito de los cuatro competidores, no hay posibilidad de que se unan y lancen una candidatura única opositora, por lo que Maduro despeja los obstáculos políticos en su camino para la reelección de su cargo la semana que viene.

Hace diez días, Falcón había llamado a los demás candidatos, especialmente a Bertucci, para formar alianzas a favor de su candidatura, porque alega que cuenta con más intención de votos que el resto de los aspirantes.

De lo cuatro postulados, solo Luis Alejandro Ratti respondió al llamamiento de Falcón. Este martes retiró su postulación a la Presidencia de la República para ofrecer su apoyo a la opción de Henri Falcón, abanderado por Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei a las elecciones.

Durante una rueda de prensa conjunta con Falcón, Ratti expresó que «pensaban que no lograríamos una gran unidad. Hoy se ha consolidado la unidad de todos los venezolanos».

Al respecto, Falcón expresó que la decisión Ratti ha sido un «acto de desprendimiento y de compromiso con el país (…) No es el momento del cálculo particular, partidista sino que se trata de conformar una unidad, una verdadera unidad donde el propósito sea Venezuela. Es la hora de la verdadera unidad, no se trata del orgullo personal», porque a futuro «la historia nos lo va a reclamar».

Llamada a la unidad

Falcón aprovechó la oportunidad para hacer un llamado al resto de los candidatos, Reinaldo Quijada y Javier Bertucci, «para que a través de la unidad se pueda generar más allá del ventajismo del Gobierno, una posibilidad de (…) alcanzar el camino de la grandeza y de la verdad, sin divisiones partidistas o de color, y con un futuro que ofrecerles a todos los venezolanos».

Sin embargo, Bertucci no aceptó el llamamiento de Falcón y por el contrario le pidió que declinara éste a su favor.

El pastor evangélico puntualizó: «Hago un llamado de seriedad y de responsabilidad... al señor Falcón... Oigan esto un momentico: Si yo estoy consciente de que si yo declino podemos ganar, yo lo haría. Pero el asunto es que declinando yo, perdemos ese caudal de votos; se pierden, así de sencillo; se repliegan o se suman al abstencionismo; pero no van a salir a votar. En cambio los votos de él sí».

Bertucci declaró a la cadena Globovisión: «Sería una enorme mentira reunirme para decirle (a Falcón) que mis votos van a migrar hacia él. Mis votos son cristianos, chavistas molestos, eso sería un gran engaño, decirle que mis votos van hacia allá cuando no es así. En cambio, los votos de otro (de Falcón) no son de ellos, son contra Maduro. Cualquiera que se ponga al frente van a votar por ese candidato. Vamos a unirnos, pero que sus votos migren hacia acá. Si no es así, ¿para qué hacer un teatro?».

Según Bertucci, «la diferencia entre Falcón y yo es muy corta. Él está estancado y yo sigo subiendo muy rápido. Estamos buscando un candidato que pueda aglutinar el voto del chavista que está molesto, él que no es madurista».

En su opinión, Venezuela necesita un liderazgo que lo dirija, no un liderazgo que esté tratando de confundir a la gente por un lado o por el otro. «No puedes decir que tienes un padrón de 90% cuando quien se te une no tiene apoyo electoral, eso es jugar con la gente. No es mi forma de actuar, no puede jugar con el pueblo que está en la peor crisis de su historia (…) Yo no puedo unirme a Falcón, porque no me sale».

También el candidato evangélico se planteó: «Me parece inmoral mentirle a un pueblo. No puedes decirle que le garantizas ese voto, que se va a defender, no puedes mentir de esa manera. ¿Estás compitiendo para darle un futuro al país o porque compites para un juego?».