Internacional

Selahattin Demirtas: «Excepto para Erdogan, en Turquía no hay sitio para nadie»

Antes de ser detenido, Demirtas concedió una entrevista a ABC en la que asegura que el líder turco llevaba un año intentando encarcelarlo

Selahattin Demirtas, durante una entrevista, el pasado mes de julio
Selahattin Demirtas, durante una entrevista, el pasado mes de julio - AFP
JAVIER PÉREZ DE LA CRUZ Corresponsal En Estambul - Actualizado: Guardado en:

La presión sobre Demirtas, colíder del prokurdo HDP, no ha dejado de crecer desde hace meses. El Gobierno acusa a su partido de complicidad con el terrorismo del PKK, aunque el colíder de esta formación, detenido ayer por el Gobierno de Erdogan, se desvincula de la violencia de una banda que no ha hecho más que menoscabar su autoridad con cada nuevo atentado.

Tras fallido golpe de Estado, dijo que esa era una oportunidad única para que Erdogan reconciliara el país o aumentara su autoritarismo. Han pasado tres meses, el estado de emergencia se ha ampliado y decenas de miles de personas han sido purgadas.

Erdogan no me sorprendió y optó por el camino de aumentar su autoritarismo, y avanza muy rápido en esta dirección. En el país no queda sitio ni para el AKP y, por supuesto, para la oposición tampoco. Hay solo un hombre; excepto Erdogan no hay sitio para nadie, ni para la Justicia, ni el Parlamento, como si fuera una dictadura. Erdogan es el que decide a qué hora se abrirá y se cerrará el Parlamento. Ni siquiera tiene una iniciativa el grupo parlamentario del AKP. Por eso, la situación de la oposición es todavía peor.

Usted ha sugerido que dentro del AKP puede haber personas que apoyaban el golpe. ¿Tiene pruebas?

No, no tengo ninguna prueba, solo lo digo por las cosas que oí. Esto solo puede salir a la luz con una buena investigación. Ahora decir quiénes son, nombre por nombre, sería especular. Pero creo que muchos en el AKP, que estaban ya molestos con Erdogan, sabían algo del golpe de Estado antes.

¿Cree que se sabrá algún día?

Sí, lo sabremos, pero muy tarde. Se sabrá todo cuando desvelarlo juegue a favor de Erdogan. Ahora no le conviene.

Sin la inmunidad parlamentaria y con cargos de «apoyo el terrorismo», ¿cree que usted y sus compañeros de partido acabarán en la cárcel?

Probablemente Erdogan tiene muchas ganas de que así sea, pero eso no solo depende de él, sino de las condiciones generales. Desde hace un año Erdogan hace todo lo posible para que nos arresten. Pero nosotros mostramos que no es fácil. Tenemos el apoyo de la sociedad y de la comunidad internacional, que apoya la democracia. Pero es muy difícil adivinar qué locura hará Erdogan mañana.

Hace pocos días se reunió con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz. ¿Cómo valora la actuación de la Unión Europea tras el golpe de Estado? ¿Falta de solidaridad con Turquía o apoyo a las purgas de Erdogan?

Para que la UE y otros países apoyaran a Turquía, esta tendría que ser democrática. ¿Por qué va a apoyar la UE las torturas, los arrestos o las purgas en Turquía? Si hubiese habido una democracia en el país, Erdogan habría ganado mucho apoyo. Su error está ahí: busca siempre un apoyo internacional frente a todos sus actos ilegales.

¿Está utilizando Erdogan el golpe para atacar a la oposición kurda?

Erdogan quiere limpiar todos los elementos que él percibe como un gran obstáculo en su camino hacia la dictadura. Por eso no le importa nada si una de las víctimas es del AKP o no, no mira nada y ataca a todos.

¿Sigue sosteniendo que las purgas masivas son una muestra de la debilidad de Erdogan?

Estas medidas son sin ninguna duda signos de miedo y debilidad. Es como golpear contra el aire en una habitación oscura, sin saber qué se está haciendo. Erdogan vive el momento más frágil de sus 14 años en el poder.

Un último decreto del Gobierno ha cerrado decenas de televisiones y emisoras de radio kurdas e izquierdistas. ¿Quedan medios en Turquía con una línea editorial prokurda y opositora?

No hay ningún medio opositor excepto [los diarios] «Cumhuriyet» y «Birgün». Han callado la voz de los alevíes, kurdos y socialistas. Los otros medios no muestran la realidad.

Usted ha condenado la violencia política del PKK. ¿Pero condena todo tipo de violencia por parte del PKK?

Claro que sí. Nuestra posición está muy clara: no aceptamos ningún tipo de acto violento y los condenamos. Seguimos con nuestro llamamiento para que se vuelva a la mesa de paz. Lo repetimos siempre: la guerra y la violencia limita el espacio de la política y hace que la democracia sea más difícil.

Muchos en Turquía creen que el HDP está demasiado cerca del PKK. ¿Hay alguna diferencia ideológica?

Nosotros somos un partido que se construyó según las normas de la Constitución. El PKK, en Oriente Medio, especialmente en Irak, Irán, Siria y Turquía, es un movimiento popular armado y tiene demandas en todos estos países. Por lo tanto, nosotros no tenemos todo en común con el PKK, tampoco en la ideología. Hay cosas similares, porque para los kurdos de Turquía el PKK también tiene algunas ofertas y soluciones, como nosotros. En eso sí que nos parecemos.

La UE incluye al PKK en la lista de organizaciones terroristas. ¿Comparte esa idea?

Nosotros decimos claramente que estamos en contra de la violencia y de que el PKK use las armas. Creo que eso es suficiente para no estar del lado de la violencia.

Hace más de un año que se rompió la tregua. ¿Qué poder real tiene el HDP en una Turquía tan polarizada para mediar entre el AKP y los kurdos?

No intentamos mediar entre el pueblo kurdo y el Gobierno, somos un puente entre los kurdos, los turcos y otros pueblos. Nuestra misión no es crear ningún camino entre AKP y los kurdos. Hay que acabar con todos los vínculos entre AKP y kurdos por que el AKP no es una buena opción para los kurdos.

¿Se siente traicionado por el PKK tras romperse la tregua?

El que terminó todo es Erdogan. Si lo hubiera hecho el PKK, yo lo diría, lo criticaría mucho. Erdogan llevó a cabo un plan antes de terminar con todas las negociaciones para matar a todos los del PKK. Ya tenía su plan antes. Un hombre que planea matar a esa persona con la que está en la mesa de negociaciones no puede hacer la paz. Y a todo el mundo contó la mentira de que el PKK había destruido las negociaciones, pero no fue así. Yo, que estuve físicamente en esa mesa, vi como Erdogan fue el responsable.

Con tanta violencia en la calle, ¿cree que el discurso del HDP está llegando al pueblo kurdo? ¿Han derrotado las armas a la política?

No es fácil, pero seguimos teniendo esperanza. Un día volverá la paz a este país y el HDP entonces jugará su papel.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios