Un agente antidisturbios cae en enfrentamientos con los manifestantes de izquierdas en Antenas
Un agente antidisturbios cae en enfrentamientos con los manifestantes de izquierdas en Antenas - Afp

Protestas y huelga en Grecia contra las últimas reformas del gobierno de Tsipras

El transporte marítimo ha quedado paralizado y se han sumado al paro los médicos, el metro y el tranvía

Actualizado:

Grecia ha visto este viernes paralizada la totalidad de su transporte marítimo debido a una huelga de sus trabajadores, a la que se han unido los médicos estatales y varias empresas de transportes públicos en Atenas (metro y tranvía). Lo hacen, junto con el sindicato comunista PAME, en protesta por una serie de nuevas reformas impuestas por los acreedores e incluidas en un proyecto de ley que se encuentra ya a debate en el parlamento griego. Contiene más de 400 articulos y 1.326 páginas, 600 de las cuales se encuentran traducidas en manos de los ministros de Finanzas del Eurogrupo.

Se espera su votación este lunes para que pueda efectuarse la revisión del tercer rescate antes de la reunión del Eurogrupo el 22 de este mes y la consiguiente entrega de parte de dicho rescate al estado griego. Se estima que la cantidad será entre 5.000 y 7.000 millones de euros.

Derecho de huelga

Entre los artículos mas polémicos de este proyecto de ley se encuentra el que se refiere a la legislación para convocar una huelga por los sindicatos en primera instancia, que exigirá que sea en una sesión en la que solo podrán votar los trabajadores al día en el pago de sus cuotas y conseguir la aprobación de la huelga con el 50% de los votos.

lo impedirá a partir de ahora la convocación de huelgas con solo un tercio de los votos , provocando un gran descontento en círculos sindicalistas. Pero las frecuentes huelgas hasta ahora han conseguido que la productividad griega llegue a ser un 20% inferior a la media europea, por lo que se espera que a partir de ahora exista paz laboral.

Otras medidas del proyecto de ley

Este proyecto de ley contiene otras medidas, entre las que se encuentran las que facilitarán el cobro de deudas a los bancos, incluyendo los desahucios, permitirán en un futuro que parte de las empresas estatales de transporte público puedan ser privatizadas y recortará una serie de beneficios fiscales.

Alexis Tsipras ha conseguido «vender» estas últimas reformas afirmando que no significarán más recortes y que son necesarias para terminar con el programa de reformas y ajustes que los griegos describen como «el memorando», dado que en agosto de este año se supone que Grecia podrá salir a los mercados financieros. Por ello se espera que todos los diputados del partido radical Syriza y los del partido de extrema derecha nacionalista Griegos Independientes voten el proyecto de ley, consiguiendo la mayoría necesaria.

El problema de Macedonia

El siguiente problema del gobierno será la negociación de un nombre para el vecino estado ahora descrito oficialmente como la Antigua República Yugoslava de Macedonia con las autoridades vecinas, algo que se espera tendrá lugar en las próximas semanas y permitirá a dicho país su entrada en la OTAN.

Las negociaciones por parte griega están siendo dirigidas por el ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Kotzias, y hasta la Iglesia Ortodoxa Griega ha dado a conocer su opinión al respecto.