Internacional

Merkel pierde la paciencia ante los planes de May en el Brexit

La canciller alemana advierte de que si se cede con Londres, otros países querrán seguir el ejemplo

Vídeo: Los planes de Reino Unido - ATLAS
ROSALÍA SÁNCHEZ Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en:

Al anunciar que activará el artículo 50 antes de final de marzo de 2017, Theresa May ha dejado al descubierto su estrategia. Con elecciones en Francia y Alemania en abril y septiembre respectivamente, la primera ministra británica pretende aplazar el grueso de la negociación hasta después de esos comicios, suponiendo que los candidatos desearían también aparcar lo peor del tira y afloja para después de las urnas. Intentaría así abocar las negociaciones a un final urgente, con el plazo legal apretando, en el que poder sacar tajada de esa presión. Pero Merkel planta cara a sus planes. La canciller alemana dio a entender este jueves que la carrera ha comenzado y que el núcleo de la negociación está claro: el acceso al mercado único está condicionado a la libre circulación de personas.

Merkel asistió este jueves a una reunión de la Federación de la Industria Alemana, en la que anunció que las negociaciones «no serán fáciles». Señaló que «es sabida la importancia de mantener a Gran Bretaña en el mercado común», pero subrayó la importancia de mantenerse unidos en la convicción de que esa pertenencia solo es posible si Londres respeta las cuatro libertades europeas: libertad de movimiento, de bienes y servicios, de capitales y de personas.

«Europa corre el peligro de dejar de ser percibida como un actor en el mundo globalizado»

«Nuestra posición debe ser en extremo coherente», dijo a los industriales alemanes, «para que no se nos pueda presionar a través de nuestros propios sectores industriales». Dejó entrever que a lo largo de la negociación habrá momentos difíciles en los que el sector vea peligrar sus intereses, pero aseguró que «si no dejamos claro desde el primer momento que esa condición es irrenunciable, nos encontraremos muy pronto con un proceso en la UE en el que cada uno crea que puede hacer lo que quiera». Y ese escenario a evitar, en su opinión, causaría un daño mucho más profundo y duradero a los intereses del sector. «Europa corre el peligro de dejar de ser percibida como un actor en el mundo globalizado», defendió la canciller justificando los sacrificios, «por eso merece la pena la misión de mantener unida a Europa».

La jefa del gobierno alemán hablaba con la contundencia que le permite la red de consenso que durantle los últimos meses ha tejido con el resto de gobiernos europeos. Una intensa labor diplomática ha llevado a establecer apoyos suficientes a este planteamiento y ha permitido esbozar una estrategia europea para recuperar la confianza de los ciudadanos. La visión alemana de esa nueva UE pasa por reivindicar su papel en un mundo globalizado y por agilizar la capacidad de toma de decisiones y de gestión de crisis. En opinión de Merkel, esto lo repiten a menudo los diplomáticos alemanes que hablan con la prensa española, es fundamental que demostremos que todos somos capaces de cumplir lo pactado para recuperar la confianza de la ciudadanía. Y los más estrechos colaboradores de la canciller alemana repiten también que no es el momento de grandes «visiones» ni de «cambios de los tratados» fundamentales. La era post Brexit nos conducirá, aseguran, no a una mayor, sino a una mejor integración europea.

Próximo viajea África

Por lo demás, Merkel considera fundamental acudir a las negociaciones con el problema de la inmigración ya en vías de solución, para gozar así de una posición negociadora más sólida, y está a punto de emprender un viaje a África en el que pretende trabajar en acuerdos similares al que la UE ha cerrado anteriormente con Turquía. Millonarias ayudas al desarrollo a cambio de que los países elegidos sirvan de contención del flujo de refugiados permitirá en su opinión poner sobre la mesa de negociaciones cifras de entradas al territorio europeo mucho más racionales y cuotas de admisión mucho más asumibles. Y en cualquier caso desea un acuerdo lo suficientemente rápido para que esté listo antes de las elecciones europeas de 2019.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios