Internacional

El expresidente israelí Simon Peres, hospitalizado y en coma inducido

Según el hospital, el premio Nobel de la Paz se encuentra estable pero grave tras ser ingresado por sufrir un derrame cerebral

El expresidente israelí, Simon Peres, en una imagen de archivo - ÓSCAR DEL POZO
AGENCIAS Madrid - Actualizado: Guardado en:

El expresidente israelí Simon Peres se encuentra en coma inducido tras haber sido trasladado este martes a un hospital cerca de Tel Aviv por un derrame cerebral, han informado fuentes oficiales israelíes.

Peres ha sufrido hoy un «hemorragia cerebral grave» y se encuentra sedado en el hospital Shiva de Tel Hashomer, a las afueras de Tel Aviv, informaron la familia y el centro médico en una rueda de prensa. «Ha sufrido un suceso nada fácil. El equipo médico nos está asesorando, no son horas fáciles para nosotros (...) Pedimos a todos que recen con nosotros», dijo su hijo Jemi Peres en la comparecencia transmitida por medios locales. En las próximas horas será la familia del exmandatario quien deberá tomar decisiones sobre cómo proceder.

Los doctores que tratan al premio Nobel de la Paz le han conectado a respiración artificial. En un primer momento, la oficina de prensa de Peres informó que se encontraba consciente y en situación estable, tras seringresado en el Centro Médico Shiba de la localidad de Tel Hashomer, próxima a Tel Aviv.

De acuerdo con el medio digital «Ynet», Peres fue acompañado por su médico privado, la doctora Ayelet Frisch, y ha sido analizado sobre un suceso relacionado con el cerebro.

La Oficina del Premio Nobel de la Paz por su parte ha informado de que se encuentra en situación estable y plenamente consciente y que ha comenzado a recibir asistencia médica. «En estos momentos el daño (cerebral) no es el principal asunto. Estamos trabajando para llevarle a un punto en que su vida no esté en peligro», señaló el jefe de la unidad de cardiología del centro médico, David Orión.

El rabino jefe ashkenazí de Israel, David Lau, ha pedido a la población que rece por Peres «quien hizo mucho bien en su largo servicio por el pueblo de Israel y para fortalecer la seguridad» del país.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habló esta noche con el director del hospital para conocer de primera mano su evolución. Por su parte, el sucesor de Peres al frente de la Presidencia, Reuvén Rivlin, aseguró en un comunicado que «sigue con preocupación los partes del hospital y reza con todo el pueblo» por la recuperación de su «amigo Simón».

El pasado 5 de septiembre un equipo médico colocó con éxito un marcapasos al expresidente israelí. El pasado enero Peres, de 93 años, fue dado de alta tras ser ingresado de urgencia por una dolencia cardíaca. En el último año ha sufrido algunas arritmias y puesto bajo observación médica. También se sometió a una operación en la que le fue ensanchada una arteria.

Peres, presidente de Israel entre 2007 y 2014, ocupó dos veces el cargo de primer ministro y otras dos el de primer ministro interino, además de ser doce veces ministro en las más de seis décadas que ha estado en activo en la política israelí.

En 1994 recibió tras la firma de los Acuerdos de Oslo -hace hoy 23 años- el premio Nobel de la Paz, que compartió con el primer ministro israelí Isaac Rabin y el presidente palestino, Yaser Arafat, muertos en 1995 y 2004, respectivamente.

«Simon, te queremos y la nación entera está deseando tu recuperación», ha asegurado el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un comunicado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios