Internacional

Continúan los bombardeos en Alepo, una ciudad de 300.000 personas con solo 30 médicos

Uno de los ataques de hoy han dejado al hospital Omar bin Abdelaziz de Alepo, situado en el barrio asediado de Maadi, fuera de servicio

Un niño sirio es atendido en un hospital tras resultar herido en uno de los bombardeos a Alepo
Un niño sirio es atendido en un hospital tras resultar herido en uno de los bombardeos a Alepo - AFP
ABC.ES - Actualizado: Guardado en:

Alepo ha pasado de la tensa tregua a sufrir los bombardeos más duros de los últimos meses. Hoy se registraron nuevos ataques en la ciudad siria de Alepo, donde al menos tres personas fallecieron y un número indeterminado resultaron heridas. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de la muerte de dos menores de la misma familia por un ataque aéreo de aviones no identificados contra el distrito de Karam Humad, en la urbe de Alepo.

Bombardeos similares tuvieron lugar en los barrios controlados por la oposición de Bustan al Qasr, Al Helik, Al Ameriya, Bab Qansarin y Sheij Said, donde hubo varios heridos.También se produjeron bombardeos en localidades situadas al oeste y al noroeste de Alepo como Al Mansur, Hian y las inmediaciones de Kafr Dael; así como en Jan al Asal, donde una persona perdió la vida y varias sufrieron heridas.

No en vano, el Ejército sirio ha pedido hoy a los civiles de los barrios del este de la ciudad de Alepo (norte), en poder de la oposición y rodeados por las Fuerzas Armadas, que se alejen de las posiciones y concentraciones de «grupos terroristas» en la zona.

El mando de las operaciones militares en Alepo ha reiterado que aplicará todas las medidas posibles para facilitar la recepción de los civiles que deseen abandonar los distritos orientales de la urbe y les garantizará un alojamiento, a través de un comunicado publicado hoy por la agencia de noticias oficial SANA.

Frente a una emergencia sanitaria

Uno de los bombardeos de hoy han dejado al hospital Omar bin Abdelaziz de Alepo, situado en el barrio asediado de Maadi, fuera de servicio. Desde esta ciudad, el activista Abu Muyahed al Halabi, de la opositora Red Sham, afirmó a Efe por teléfono que fueron aviones rusos los que atacaron este centro sanitario y que «solo ha habido heridos leves, entre los que hay algunas enfermeras y médicos».

La zona controlada por los rebeldes sirios en Alepo cuenta únicamente con la asistencia de una treintena de médicos, a pesar de que hasta 300.000 personas podrían seguir atrapadas bajo los constantes bombardeos del régimen de Bashar al Assad.

La Sociedad Médica Árabe Siria (SAMS) ha alertado en Ginebra de las graves necesidades que existen en Alepo, donde más de 280 personas habrían perdido la vida en los últimos tres días. Sólo el domingo, 400 personas resultaron heridas, entre ellas 61 niños.

«Treinta médicos siguen en el este de la ciudad de Alepo», ha afirmado el pediatra Abd Arrahman Alomar. Las mujeres embarazadas y los alrededor de 85.000 niños que están atrapados tienen a su disposición únicamente un ginecólogo y dos pediatras.

Las zonas rebeldes cuentan con ocho centros médicos operativos, algunos de ellos funcionando a escondidas. «Vamos a las montañas, trabajamos bajo tierra, e incluso en las montañas y bajo tierra somos atacados», ha lamentado Alomar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios