Familia - Ocio

Cuando el circo se convierte en un musical

Wonderland ha convertido el espectáculo en un musical con todos los artistas integrados en la historia

Cuando el circo se convierte en un musical

Un circo siempre es sinónimo de alegría de fiesta, de niños... y hasta hace poco de animales. Pero algunos empresarios han decidido que el espectaculo no tiene porque contar siempre con animales. que pueden ofrecer muchas cosas y unos números de calidad explotando otras artes.

Este es el caso del circo Wonderland, pionero en ofrecer este tipo de espectáculos.

Desde el circo recuerdan que «En nuestra cultura siempre han estado presentes los animales. Bueno es recordar que el primer circo de la historia aparece en el Reino Unido con un fantástico espectáculo ecuestre y que a lo largo de los años ha sido el circo el que ha llevado a todas las poblaciones del mundo animales de todo tipo con los que el hombre podía demostrar que la inteligencia está por encima de la fiereza. Además ha sido el único vehículo que ha podido llevar a todos los públicos del mundo a animales que si no hubiera sido por el circo, jamás los millones de espectadores que acudían a estos espectáculos hubieran podido ver».

Espectáculo del año 2007. Todavía con animales en la pista
Espectáculo del año 2007. Todavía con animales en la pista

Para Enrico Macaggi, dueño y director de este circo, prescindir de los animales en sus espectáculos ha sido doloroso, pero necesario «No fue una decisión nuestra. En muchos ayuntamientos no nos dejan actuar si la función es con animales». «Así que hemos tenido que adaptarnos. Nuestro negocio es familiar y de las 70 personas que trabajan en él, 30 somos de la misma familia».

Para Macaggi la supresión de los animales también ha supuesto una inversión económica «Las infraestructuras del circo no se han tocado, pero ha habido que invertir en escenografía, disfraces, maquillaje...-y añade - todo esto ha supuesto menos ingresos a pesar de la tremenda inversión».

También ha sido una importante labor de coordinación y adaptación para el nuevo tipo de espectáculo, que ha supuesto buscar un papel adecuado a cada artista, a sus habilidades y a sus destrezas.

Javier Faura, relaciones públicas del circo cuenta que otro de los problemas que se encuentran a la hora de contratar los espectáculos en los ayuntamientos es la cartelería: «Ni siquiera en los anuncios pueden aparecer animales. Puede suponer que nos cancelen un contrato».

Pero todo evoluciona y a finales del año 2015, los animales de este circo fueron cedidos a distintos parques zoológicos, donde están perfectamente atendidos. Entonces fue cuando se centraron en dar un giro a la creatividad, encontrando en el teatro la fusión perfecta para que dos segmentos de las artes escénicas como lo son el circo y el teatro pudieran unirse, dando un resultado espectacular en su primera experiencia, realizando una versión libre del famoso cuento «El Libro de la Selva» en donde, bajo un hilo conductor y una brillante dramaturgia, se puede disfrutar de las artes circenses como nunca antes se había realizado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios