Oousouji, el método japonés para hacer limpieza en casa - ABC

Antes del 1 de enero o nunca: Te contamos es el método japonés para hacer limpieza en casa

Cómo poner en marcha el «Oosouji», la tradición japonesa que te preparará para el año nuevo

MADRIDActualizado:

El final del año está lleno de tradiciones, las doce uvas de la suerte españolas, los besos a media noche de los estadounidenses que espantan la soledad o las lentejas italianas que auguran riqueza y dinero son algunas de las «supersticiones» que se ponen en práctica alrededor de todo el mundo en estas fechas. Sin embargo, para los japoneses diciembre es la época de hacer la gran limpieza u Oosouji. Esta milenaria tradición, que se realiza en Japón cada 28 de diciembre, tiene un sentido de renovación: al limpiar físicamente el hogar se busca también limpiar la vida y el alma de sus habitantes, para comenzar el año nuevo desde cero, libres, sin cargas y limpios física y espiritualmente. «La limpieza siempre ha tenido un poder liberador», sostiene Gerardo Montoiro, gerente de Bissell en España. Para esta compañía, realizar una gran limpieza al final del año puede tener un poder mágico en nuestras vidas, ya que permite dejar atrás aquello que supone un lastre, y poder dar paso a todo lo bueno que está por llegar.

En la antigüedad, los japoneses cambiaban el papel de los paneles y levantaban los tatamis para limpiar debajo de ellos. En la actualidad, realizan una limpieza exhaustiva para desprenderse de todo lo negativo (representado por la suciedad) y empezar el año nuevo de una manera positiva (de una manera ordenada y limpia). «Los japoneses ven como un mal augurio llevar de un año a otro viejos asuntos o suciedad, por eso se desprenden de ello», afirma Montoiro. De hecho, el prefijo O (大) de la palabra Oosouji, significa «grande», por lo que podríamos traducir literalmente Oosouji como «la gran limpieza».

Cinco beneficios de practicar el Oosouji

¿Por qué los españoles deberíamos practicar el Oosouji?

1. De acuerdo con profesionales de la salud mental, la limpieza doméstica relaja. Limpiar, ordenar y tirar aquello que ya no necesitamos funciona como una catarsis.

2. Tener un hogar ordenado y limpio influye directamente en nuestra felicidad y nuestro bienestar mental.

3. Tener la casa ordenada, te ayuda a ordenar la cabeza. Así de sencillo. Nuestro entorno está conectado con nosotros y con nuestra mente. Pon orden en tu caos externo y serás más feliz.

4. Vives el presente. Al realizar el Oosouji, nuestra mente se concentra en el presente. Vivir en el “aquí y ahora” es una de las claves de la felicidad y del éxito.

5. Te hará sentir más libre. La limpieza tiene un poder liberador y regenerador en aquel que la practica, porque las cosas no sólo ocupan espacio físico, sino también mental. Limpiar, ordenar y tirar lo viejo hará que nos sintamos más libres y estemos más preparados para recibir lo bueno que está por llegar.

¿Cómo poner en práctica el Oosouji?

—Reserva un día en el calendario para el Oosouji o la gran limpieza. Es una tarea que llevará varias horas.

—Equípate con todo lo que vas a necesitar, para no tener imprevistos e interrupciones. Desde Bissell recomiendan apostar por electrodomésticos multifunción que ahorren tiempo y esfuerzo.

—Antes de limpiar, abre las ventanas y ventila para purificar el aire.

—Apaga el móvil, utiliza ese tiempo para desconectar y centrarte en lo que estás haciendo, de manera presente.

—Es preferible hacer la limpieza a primera hora de la mañana, cuando todo está aún en silencio y tenemos la mente más despejada.

—Puedes poner música que te acompañe en este proceso terapéutico, pero que no te distraiga.

—Comienza por una estancia y no pases a otra hasta que hayas terminado en ella.

—No tengas miedo de deshacerte de aquello que ya no sirve, está roto o viejo. Si crees que alguien puede darle una segunda vida, dónalo, sino tíralo y haz espacio para lo nuevo.

—Limpia en profundidad: mueve muebles, desmonta la cocina, aspira el polvo, vacía cajones y armarios. No es una limpieza de rutina, sino una limpieza exhaustiva para sacar fuera todo lo que ya no sirve.

El Oosouji tiene un sentido de renovación, más allá de un cambio de año, implica un cambio de etapa a nivel más profundo. La limpieza que se realiza en diciembre es minuciosa con el objetivo de comenzar el nuevo año limpios y sin lastres a todos los niveles.

El Oosouji también incluye pagar deudas o facturas y finalizar todo aquello que uno tenga pendiente antes de terminar el año. Además, esta tradición no solo se realiza en los hogares, sino que también se lleva a cabo en oficinas, universidades, escuelas y tiendas.