Cressida Bonas
Cressida Bonas - ABC

El inesperado reencuentro del Príncipe Enrique y su exnovia Cressida Bonas

Recién comprometido, el hijo del Príncipe Carlos coincidió con la actriz inglesa en un concierto de villancicos en Londres

MADRIDActualizado:

La iglesia Saint Luke del barrio de Chelsea, en el suroeste de Londres, congregó la tarde del pasado martes a un buen número de rostros conocidos, entre ellos algún miembro de la realeza. La organización benéfica Memorial Henry van Straubenzee Fund celebraba un concierto de villancicos para recaudar fondos a favor de la educación en Uganda. Entre la nómina de ilustres invitados, se hallaban Carole y Pippa Middleton, madre y hermana de la Duquesa de Cambridge, o el Príncipe Enrique. Ni rastro de su futura esposa Meghan Markle, quien se ha mudado recientemente a Reino Unido. La que sí asistió y acaparó todo el interés mediático fue Cressida Bonas, la rubia de rostro angelical con la que el Príncipe salió entre 2012 y 2014.

Cressida, que lucía muy elegante con un abrigo de terciopelo azul con cuello de leopardo, acudió acompañada de su madre Mary-Gaye Curzon. El Príncipe, de 33 años y recién comprometido, hizo una entrada discreta tras bajarse del vehículo.

Cressida conoció al nieto de Isabel II a través de su prima, la princesa Eugenia de York, y mantuvo con él un discreto noviazgo durante dos años. Pero la relación no llegó buen puerto, debido a la enorme presión ejercida por los medios.

La semana pasada, tras anunciarse el compromiso de su ex con Meghan Markle, Cressida compartió un mensaje cargado de significado en Instagram. «No importa lo educado, agudo, rico o genial que creas que eres, cómo tratas a la gente, en última instancia, lo dice todo». Eso sí, no hay destinatario explícto de sus palabras, aunque a más de uno se le viene un nombre a la cabeza.

Educación en Uganda

La organización benéfica Memorial Henry van Straubenzee Fund, que tiene como embajadores a Guillermo y su hermano Enrique, fue creada en memoria de su amigo Henry, quien murió en un accidente automovilístico en 2002. Desde entonces han recaudado dinero para apoyar la educación de más de 26.000 niños en 39 escuelas de Uganda.

El Príncipe Guillermo no estuvo presente en el evento, ya que asistía a la anual Recepción Diplomática de la Reina en el Palacio de Buckingham.

Para el recital navideño, Pippa lució un elegante abrigo de pata de gallo de 669 libras de Valentino. Mientras tanto, Carole Middleton, de 62 años, optó por un abrigo de piel sintética negra y falda a juego. Madre e hija son dos habituales del concierto, al que asisten regularmente desde que se comenzó a celebrar hace 15 años.