Meghan Markle junto a su padre, Thomas Markle
Meghan Markle junto a su padre, Thomas Markle - Instagram

Crónica de un padre «real»: los últimos pasos de Thomas Markle antes de llegar a Reino Unido

El progenitor de Meghan Markle ya se encuentra en San Diego, dispuesto a partir a la boda de su hija

MadridActualizado:

Ser padre ya es una tarea bastante difícil, pero todo se complica si te apellidas Markley tu hija se va a casar con el Príncipe Harry. Desde que se confirmara que el progenitor va a llevar a Meghan Markle del brazo al altar, todos los focos se han puesto en su búsqueda para narrar cada paso que da.

Thomas Markle (73) vive la mayor parte del tiempo en su residencia del México, ciudad a la que se retiró tras finalizar su carrera como director de iluminación de Hollywood. El lugar elegido fue el pequeño pueblo de Rosarito, que se encuentra a escasos 30 kilómetros de la frontera con Estados Unidos.

Lejos de la tranquilidad que caracterizaba su vida en la ciudad azteca, los días previos al enlace real han cambiado de parecer para el padre de Meghan Markle. Según desvela el Daily Mail, Thomas está alojado en un motel en San Diego (California) por el que paga 70 dólares la noche. A su nueva estancia se le suma una alimentación diferente. Markle acudió a «7-eleven», una cadena internacional, para hacer una compra compuesta por un bocadillo y una lata de cerveza.

Este destino no es ningún capricho, sino que se trata de una especie de escala para viajar a Reino Unido. La ruta más corta es ir desde Rosarito a San Diego en coche, que se tarda aproximadamente una hora, y desde allí coger un vuelo de unas trece horas hasta el país británico.

Precisamente el mismo medio que ahora desvela estas imágenes en San Diego es el periódico que «cazó» a Thomas leyendo un libro titulado «Imágenes de Gran Bretaña» y mientras reposaba con un café de Starbucks sobre la mesa. El rotativo bromeaba sobre la «sabia decisión» que había tomado Markle de culturizarse sobre el país que ha cambiado la vida de su hija.

En las últimas imágenes recopiladas, Thomas luce un nuevo corte de pelo, señal de que ya está ultimando todos los detalles para el gran día de su hija. «Él está emocionado con la boda», confirmó una fuente cercana al padre. Por su aparte, aseguro que el señor Markle no contará nada del evento. «Él le ha prometido a Meghan que no hablará con nadie sobre ella, ni ahora ni nunca. Él sólo quiere una vida tranquila», concluyo.