La placa de la calle de los Caídos de la División Azul, en el distrito de Chamartín
La placa de la calle de los Caídos de la División Azul, en el distrito de Chamartín - ABC

Memoria Histórica:Carmena recurrirá la anulación judicial del cambio de nombre de la calle «Caídos de la División Azul»

El juez considera que «no entra en el periodo de exaltación de la sublevación militar (1936), ni de la guerra civil»; el Ayuntamiento defiende que la conexión con la Guerra Civil es clara

MADRIDActualizado:

El juzgado contencioso-administrativo número 8 de Madrid ha anulado el cambio de nombre de la calle de Madrid «Caídos de la división azul», en el distrito de Chamartín, al entender que su modificación por parte del Ayuntamiento de la capital en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica no se ajusta a derecho. El fallo, fechado a 6 de abril de 2018, argumenta que la División Azul se formó en 1941, dos años después de finalizar la Guerra Civil y que por tanto «no entra por tanto en el periodo de exaltación de la sublevación militar (1936), ni de la guerra civil», que es al que se refiere la normativa vigente. «Se creó en el periodo de la dictadura, pero su actuación se desarrolla fuera de nuestras fronteras, y no fueron de exaltación a la dictadura», argumenta la magistrada.

El Ayuntamiento de Madrid va a recurrir la decisión judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por entender que esta calle debe desaparecer del callejero al estar relacionada directamente con la cictadura de Franco y la Guerra Civil. «Creemos que hay que eliminar esta calle porque no representa los valores que quiere proyectar esta Administración», han explicado desde la Alcaldía. La División Azul fue un batallón de combate que puso en órbita Franco con voluntarios españoles del Ejército y la Falange para luchar contra el comunismo en Rusia. Combatieron durante tres años, desde 1941 hasta 1943. «Fue una unidad militar integrada en el ejército de Hitler, la forma con la que Franco le devolvió a Hitler el favor que le había hecho ayudándole a ganar la Guerra Civil en España con el envío de la legión Condor. Las conexiones con la Guerra son claras y evidentes», informan las mismas fuentes.

Para la titular del juzgado, el «juicio de valor que el Comisionado realiza, quiebra el principio de legalidad y propio espíritu de la norma». La magistrada cita, además, a una entrevista de la presidenta del comisionado, Paca Sauquillo, con Eldiario.es, donde esta afirmaba que «no tiene sentido que desaparezca. Setenta años después de la guerra lo que hay que hacer es explicar, porque las personas olvidadas lo merecen», en alusión a «Caídos de la División Azul».

El Comisionado declaró

En caso de querer suprimir esta calle, el Consistorio madrileño deberá hacerlo mediante la ordenanza reguladora de la denominación y rotulación de espacios urbanos y no en aplicación de la memoria histórica, indica la sentencia. Contra esta sentencia el Ayuntamiento de Madrid podría interponer un recurso de apelación en los próximos quince días.

Esta sentencia es la primera de las cuatro causas abiertas a cuenta del cambio en la nomenclatura del callejero madrileño. También se presentaron recursos contra la retirada de las calles General Millán Astray, paseo de Muñoz de Grandes, Crucero Baleares y General Asensio Cabanillas. Y existe una causa más que incluye las 52 calles incluidas en la resolución del Comisionado de la Memoria Histórica.

Sobre esta última, el pasado 27 de marzo tres miembros del comisionado, incluida la propia Sauquillo, tuvieron que declarar ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 23 de Madrid por la denuncia de la Fundación Francisco Franco. Tras su demanda, el titular del juzgado suspendió de forma cautelar todas las modificaciones hasta que se juzgase el fondo del asunto.