El interior de un tren de cercanías
El interior de un tren de cercanías - BARROSO

Un hombre agrede a un vigilante de Cercanías por pedirle que baje el volumen del altavoz

Le propinó un puñetazo que le provocó una brecha de diez centímetros

MADRIDActualizado:

Un vigilante de Cercaníasfue agredido el pasado 7 de mayo en la madrileña estación de Delicias tras pedir a un viajero que bajase el volumen del altavoz que portaba, a lo que el usuario se negó y tras ser emplazado a abandonar el tren propinó un puñetazo al vigilante. El suceso ocurrió a las seis de la tarde del lunes y ha sido hecho público hoy por Comisiones Obreras, que ha condenado la agresión.

Según detalla el sindicato en un comunicado, el enfrentamiento comenzó en la estación de Pirámides y siguió en Delicias, cuando tras ser instado a bajarse del tren el viajero, que previamente había amenazado e insultado al vigilante, le propinó primero un puñetazo y luego, cuando éste cayó al suelo, una patada en la cabeza.

Con ayuda de un taquillero el vigilante avisó al centro de control y controló al agresor hasta que la Policía lo detuvo para ponerlo a disposición judicial. El vigilante sufrió una brecha por la que le dieron puntos de sutura mientras que el viajero fue condenado, en un juicio rápido celebrado ayer, por un delito de lesiones por el que tendrá que indemnizar al trabajador, según ha detallado a Efe un portavoz de CCOO. Comisiones Obreras reconoce la profesionalidad de este trabajador, actualmente de baja, y pone en valor la labor de los vigilantes de seguridad