Madrid

«Enfermos y desnutridos», así venden ilegalmente gatos de raza exótica

El Ayuntamiento ha rescatado 25 gatos que se encontraban en el domicilio de una criadora ilegal asentada en el Distrito de Arganzuela

Un gato en el Paseo del Prado de Madrid
Un gato en el Paseo del Prado de Madrid - Isabel Permuy
AGENCIAS Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Ayuntamiento de Madrid ha rescatado 25 gatos de raza exótica que se encontraban en el domicilio de una criadora ilegal en la capital, que mantenía a los animales en el piso «en situación de desnutrición y deshidratación severa» y que «hasta el último momento ha estado vendiendo gatos muy enfermos», según la Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Madrid (FAPAM).

Los animales han sido acogidos por las asociaciones de FAPAM, ALBA (Asociación para la Liberación y el Bienestar Animal), Perrigatos en Apuros APUROS, Peludos en Apuros, APAAM (Protectora Animales Abandonados Madrid), Mininos de Madrid Y SOS Huellitas.

La criadora M.I.C. mantenía actividad «ilegal» de cría de datos de raza exótica en un piso de la capital en el Distrito de Arganzuela y FAPAM conoció, mediante una llamada telefónica, que los animales estaban solos desde hacía una semana y no descartan que aparezcan más animales entre la basura cuando los servicios municipales acudan a limpiar la vivienda.

Los animales se encontraban en un estado «lamentable» y al cogerlos se apreciaba, conforme al comunicado, la «desnutrición severa que tenían» con problemas de conjuntivitis y algunos de los gatos no conseguían abrir los ojos.

El diagnóstico de los veterinarios

El veredicto de los diagnósticos que realizaron los veterinarios arrojan «desnutrición, deshidratación, anemia severa, calicivirus, rinotraqueitis, ataxia, hongos, gingivitis, herpes virus y parásitos internos».

Kali, una de las hembras de edad avanzada ha fallecido debido a la «grave infección» que padecía, después de varios días ingresada, ya que los veterinarios no pudieron salvarle la vida debido a la «desnutrición y anemia severa».

Además, los animales llevaban mucho tiempo sin ser alimentados de manera adecuada y sin recibir atención veterinaria. Los gatos «se tiraron como locos» a los comederos y no paraban de beber agua.

Denuncia por «presunto maltrato animal»

Por ello, FAPAM ha denunciado a las tres personas de la vivienda por «presunto maltrato animal» y ha solicitado la inhabilitación para la tenencia de animales.

La presidenta de FAPAM, Matilde Cubillo, ha resaltado que les consta que «han estado sacando de la vivienda los gatos en mejor estado para venderlos» y ha pedido que, cuando alguien decida adquirir un animal de raza, se asegure de la legalidad del criador.

Cubillo ha calificado de «imprescindible» que desde las administraciones se controlen actividades ilegales de cría y venta de animales, ya que supone un «fraude a la Hacienda pública», y ha manifestado que detrás existe «explotación y maltrato animal».

Por último, la presidenta ha hecho un llamamiento para que las personas que se sintieron «estafadas» al comprar un gato enfermo a CENIGAT se pongan en contacto con la federación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios