Vista general del Puesto de Mando de Metro de Madrid
Vista general del Puesto de Mando de Metro de Madrid - ABC

En el corazón del Metro de Madrid

Desde el Puesto de Mando, los ojos y oídos de este medio de transporte, se controlan las 301 estaciones de la red, a través de sistemas informáticos y 8.000 cámaras de televisión

MADRIDActualizado:

Durante 24 horas al día y 365 días al año, el puesto de Mando de Metro de Madrid permanece abierto. Es el corazón, los ojos y los oídos del sistema de transporte público que utilizan millones de viajeros cada mes. Concretamente, 52,5 millones el pasado mes de septiembre. Desde allí se controla el recorrido de cada tren, cualquier incidencia en andenes, pasillos, vestíbulos o estaciones, y el correcto funcionamiento de las subestaciones eléctricas que dan servicio a Metro.

La consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, ha visitado la instalación en su primer acto público como responsable de este área. La ha calificado como «la joya de la corona, el punto neurálgico del transporte regional». Un total de 25 personas trabajan allí, en un espacio que cuenta incluso con un gabinete de crisis para las situaciones extraordinarias.

Varias cámaras de televisión recogen escenas en distintos andenes
Varias cámaras de televisión recogen escenas en distintos andenes- ABC

Entre estas personas, hay también agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que se encargan de activar con la máxima rapidez los protocolos de seguridad cuando se dan las circunstancias para ello.

En este «cerebro» del Metro, existe una zona dedicada al control de la llegada de energía, con información constante de las 119 subestaciones eléctricas y los 353 centros de transformación que se utilizan. Otra recoge toda la información relativa a la seguridad en las 301 estaciones, desde donde se activan los servicios como Samur 112 o Policía Nacional.

En tiempo real

Un tercer control se dedica expresamente al tráfico de trenes. Desde ahí se pueden seguir constantemente los recorridos de las 12 líneas de la red, más el ramal de Príncipe Pío. Cada tren aparece en tiempo real, con sus correspondientes recorridos, y cualquier incidencia es detectada al momento. Allí es posible conocer, por ejemplo, que recorrer entera y en los dos sentidos la línea 1 o la línea 5 supone unas dos horas de recorrido.

Paneles de control de la circulación en las distintas líneas
Paneles de control de la circulación en las distintas líneas- ABC

Además, decenas de pantallas de televisión permiten seguir todo lo que ocurre en andenes y vestíbulos. El Metro cuenta con cerca de 8.000 cámaras funcionando, de las cuales 5.000 está en estaciones y 3.000 en los trenes. El Puesto de Mando es también el lugar donde se centralizan los mensajes que se dan por la megafonía.

Uno de los puestos de control de Metro
Uno de los puestos de control de Metro- ABC

Este centro de control fue vital, por ejemplo, cuando hace apenas siete días una reyerta con un disparo sembró el pánico en un tren del Metro de la línea 5. Como explica Rafael López, responsable de Servicio del Puesto Central de Metro, «la información en ese caso, que es lo que ocurre habitualmente, llegó a través del conductor, que llamó para comunicar que el tren se detuvo en el interior del túnel porque los pasajeros habían activado la parada». De la información que recabó el propio conductor se determinó cortar el servicio por precaución en parte de la línea 5 y de la 2 -en conexión con esta en el lugar donde ocurrió el suceso- por la posible comunicación entre ambas por los túneles.

La presencia de agentes de Policía en el Puesto de Mando permite agilizar cualquier actuación, puesto que conocen a la perfección lso procedimientos a aplicar y son un hilo de contacto directo con la sala de la Policía Nacional.