Rommy Arce y Manuela Carmena
Rommy Arce y Manuela Carmena - MAYA BALANYÀ

La bronca de Carmena a Arce delante de los vecinos de Usera: le exige que trabaje más

«Te pido con cordialidad pero con insistencia que te reúnas y que les dediques más tiempo», insistió ayer la alcaldesa a la edil de Usera

MADRIDActualizado:

La chispas saltaron ayer entre la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la concejal de Arganzuela y Usera, la polémica Rommy Arce, a la que, en un encuentro vecinal, espetó: «Te pido con cordialidad pero con insistencia que te reúnas y que les dediques más tiempo. Te lo están pidiendo los vecinos y te lo estoy pidiendo yo. Si ellos te dicen que hay que hacer más reuniones hay que hacerlas, si nos lo piden lo tenemos que hacer».

De hecho, una de las quejas de los residentes en Usera es el poco amor por el trabajo de la edil, a la que acusan de gestionar de espalda al pueblo.

La tensión entre alcaldesa y concejala fue a más cuando Carmena le insistió con entregarse al trabajo con «dedicación». «Así es», contestó, visiblemente molesta, Arce. «Pues estupendo», replicó Carmena.

Minutos antes, informa Ep, la exjuez aseguró ante la concejala Arce que no la cesará (está imputada por unos tuits escritos tras los disturbios de Lavapiés) y defendió que hay que pedir disculpas cuando se hace algo mal y rectificar: «No voy a cesar a Rommy. Ella hace su trabajo y todos, ella, yo y el de más allá, a veces las cosas no se hacen bien, me he dejado llevar por la falta de equilibrio y hay que rectificar».

Rommy Arce tiene por delante tres querellas de sendos sindicatos policiales.