Madrid pone en marcha el proyecto de la nueva Gran Vía

La céntrica Gran Vía madrileña será a partir del 1 de diciembre territorio casi exclusivo de...

Actualizado:

La céntrica Gran Vía madrileña será a partir del 1 de diciembre territorio casi exclusivo de los peatones. El Ayuntamiento de Madrid, que lidera la alcaldesa Manuela Carmena, va a reducir sus seis carriles para vehículos a cuatro. Dos de ellos dedicados al transporte público. Ya se hizo el año pasado pero, ahora, este dispositivo especial para Navidad se convertirá en definitivo. Es el nuevo proyecto de la nueva Gran vía. Las restricciones serán todos los fines de semana de diciembre y las vacaciones escolares hasta el 7 de enero. Podrán circular los residentes, lo que accedan al parking y a los hoteles, los vehículos de carga y descarga, el transporte público, los taxis, las motos y los vehículos de emisión cero. Pero a partir del 8 de enero las vallas se mantienen hasta que empiecen las obras, momento en el que se irán retirando de forma gradual según avance el proyecto. Eso sí, todos los vehículos podrán volver a circular por la Gran Vía, pero con menos espacio y a 30 kilómetros por hora. Diez meses después lo que ha comenzado siendo provisional quedará de forma permanente. La acera será mucho más grande y sin bordillos.-Redacción-