Diana Quer Retiran a la madre la custodia de la hermana menor de Diana Quer

El padre de la joven ha confirmado a ABC la medida judicial, que se ha producido tras un informe forense realizado a Valeria, hermana de la desaparecida, que llevaba días con severas crisis de ansiedad

Vídeo: Los vecinos buscan en el monte cualquier pista de Diana Quer - MUÑIZ
P. ABET A Pobra Do Caramiñal (La Coruña) - Actualizado: Guardado en: Galicia

La juez de Ribeira ha retirado a la madre de Diana Quer la custodia de su otra hija, de 16 años, que ahora corresponde al padre de la muchacha. Según ha confirmado a ABC el progenitor de las menores, ahora es él quien se hace cargo de Valeria, la hermana de Diana, muy afectada por la desaparición de su hermana y aquejada de varias crisis de ansiedad en los últimos días. No obstante, ha asegurado que su estado de salud es «bueno».

[Interactivo: cronología de la desaparición de Diana Quer]

«Hace mucho tiempo que tenían que haberle retirado la custodia», ha dicho Juan Carlos Quer

La decisión del juez se ha producido tras un informe forense y ahora la custodia está en manos de Juan Carlos Quer, padre de la desaparecida. Juan Carlos Quer ha dicho a distintos medios de comunicación que esta medida judicial llega «varios años tarde», aunque ha pedido sepaarar esta polémica de las investigaciones sobre la desaparición de su hija. Según algunas versiones, tanto él como Valeria ya no estarían en A Pobra do Caramiñal, epicentro de este suceso. Al parecer, solo la madre y su hermano permanecerían en la casa familiar.

Esta noticia se suma a la de la salida de las primeras batidas vecinales que hoy peinarán los montes y pistas forestales del municipio para buscar a Diana. La incorporación de nuevos agentes de la UCO de Madrid al caso ha variado el protocolo de búsqueda, que este jueves se ampliará a otros concellos anexos como Ribeira o Porto do Son en busca de alguna pista que ayude a dar con el paradero de la joven once días después de su desaparición.

Pendientes del móvil

Van cayendo las páginas del calendario y no se han realizado grandes avances en la investigación. Hace poco se dieron por finalizados los primeros interrogatorios, sin que tampoco se hayan producido hallazgos de relevancia. Por su parte, los testimonios de varios vecinos que reconocieron haber visto a Diana en la noche de su desaparición están siendo verificados para tratar de confirmar cuál fue el itinerario exacto de la muchacha.

Miguel Muñiz

Todas las pistas aportadas hasta el momento vienen sobre todo por el rastreo telefónico de la desaparecida. La madre de Diana confirmó hace unos días a ABC que los agentes detectaron una comunicación telefónica con el móvil de su hija a las 3.30 de la madrugada. El dato es significativo porque el último contacto conocido con Diana se produjo a las 2.40 de la mañana (el whatsapp a un amigo) y, de confirmarse este nuevo movimiento, el margen horario de su desaparición variaría.

Este hecho se vincula con que Diana hubiera podido regresar al pueblo tras despedirse de sus amigas y con el testimonio de una persona que la vio haciendo el camino de vuelta hacia una gasolinera. A falta de conocer los pormenores de esta pista, la madre de la joven adelantó que la interlocutora podría ser una amiga de Madrid que estaban tratando de localizar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios