Una peregrina en el Camino de Santiago
Una peregrina en el Camino de Santiago - EFE

Reconstruyen la noche de la violación denunciada por una peregrina en el Camino de Santiago

Los agentes de la Policía Judicial detectaron numerosas lagunas e incoherencias en su relato, que intentarán despejar con esta diligencia

SantiagoActualizado:

La denuncia por dos presuntos delitos de secuestro y violación que una peregrina interpuso el pasado fin de semana ante la Guardia Civil está plagada de «lagunas» e «incoherencias» según fuentes próximas al caso han informado a este diario. Según el relato de la caminante, de 50 años y nacionalidad venezolana, dos hombres la abordaron mientras realizaba el camino de vuelta entre Fisterra y la capital gallega, cuando ella había recorrido ya unos 20 kilómetros. La escena que narra ocurrió, supuestamente, de madrugada. Tras forzarla a entrar en el vehículo y arrancarle la ropa para violarla, la mujer fue abandonada en un paraje aislado del concello de Val do Dubra, donde pidió auxilio en una casa.

En su denuncia la mujer explicó que no conocía a los hombres y que mientras uno conducía de manera precipitada el otro le arrancó la ropa en el asiento trasero, donde la mantenía sujeta a la fuerza. Sin embargo, a los agentes no acaba de cuadrarles esta versión, por lo que someterán el relato a una reconstrucción para valorarlo. Por el momento el caso se encuentra en manos del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ordes. A propósito de la denuncia, el delegado del Gobierno ya indicó el pasado fin de semana que había que el caso había de tomarse «con toda la cautela del mundo» al revelar que la mujer se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico. También llama la atención que la mujer estuviese realizando el Camino sola, en plena madrugada y con temporal en la zona.

Sin apenas criminalidad

Santiago Villanueva también aprovechó la consulta sobre esta presunta violación para subrayar que todos los Caminos «son súper seguros» y que presentan una tasa de criminalidad «prácticamente insignificante».